Compañeros universitarios follan al lado de la escalera

Visto 101 veces
81%
3
Cuando Pedro invitó a Cristina, su sensual compañera mexicana de la universidad, jamás pensó que esta sería una ninfómana siempre dispuesta.Cristina es una jovencita veinteañera que tiene mucha experiencia sexual amateur y que no siente pudor en mostrar cuánto le gusta una buena polla y como la excita el riesgo de ser descubierta mientras tiene relaciones sexuales en público.Cuanto más ruidos se escuchan en el edificio más se moja Cristina que regala su cuerpo bien cuidado por su espíritu deportista a Pedro que no sale de su asombro por la suerte que le esperaba en la escalera y que no logra soltarse de las tetas de su compañera.

Gemidos en la escalera

Pedro invitó a Cristina a su departamento con el fin de conversar con ella y que no extrañara tanto su tierra natal, sin embargo la delgada joven aceptó la invitación con otros planes en mente.Desde que viajó de México a España no había tenido relaciones con ningún hombre y su calentura no se controlaba con duchas frías y sus masturbaciones matutinas. Por eso, Pedro y su polla resultaron una buena opción.La ninfómana joven de pezones duros se arquea en cada instante y elige las mejores posturas para que el duro pene de su compañero de ocasión la haga gemir, invitando a los vecinos del edificio a que los descubran.Las caricias en la espalda que el joven le da no hacen más que incitarla a jugar con fuego y gemir cada vez más fuerte. Los besos tiernos de Pedro quieren imprimirle ternura a la situación, pero la delgada joven solo piensa en el pene venoso del joven tan inexperto.Ella le toca la polla con la mano y le acerca la cola haciéndole sentir todo el calor de su sexo. Follar con su compañero ha sido como tomar una pequeña píldora, pero ella quiere un tratamiento largo y profundo