Cory Everson es toda una zorra cuando se le cruza un musculoso

Visto 472 veces
0%
2
Cada vez que Cory Everson ve a un hombre musculoso y apuesto entrenando, se excita y no puede evitar saltar al asecho como una depredadora: salvaje y mortal. La víctima de esta noche estaba ejercitando sus brazos para sacar más músculos, pero ni se queja cuando la morocha sexy lo interrumpe y comienza a acariciar y besar su cuerpo hasta dejarlo completamente desnudo. Una vez que no hay más ropa, la morena puede atacar directamente a la polla del rubio, la cual comienza a mamar casi con desesperación. Afortunadamente, no deja que las ansias y el deseo le impidan hacer un buen trabajo y la chupa como la mejor, deteniéndose lo suficiente para lamer toda la extensión y tragársela entera. Mientras se detiene en la punta de la polla y la lame y besa con calentura, sus manos se encargan de acariciarla y hacerle una paja que lo vuelve loco y hace que necesite penetrar a la morena inmediatamente.

Se follan hasta el agotamiento

Pero, antes de penetrarla, decide jugar con ella y hacerla sufrir a causa del deseo y la excitación. La tetona se recuesta y el hombre comienza a devorarse su coño: metiendo su lengua en él, mordisqueándolo y succionando cuan experto. Mientras tanto, además, masajea una de sus grandes tetas. La morocha se encuentra extasiada por el gran placer que siente, particularmente cuando le mete dos de sus dedos en la concha y comienza a moverlos Muy pronto, sin embargo, el hombre ya es incapaz de contenerse y la penetra con rapidez y bestialidad por el coño... justo como a la guarra le gusta. Tras unos minutos y tras hacerse una paja con las grandes tetas de la morena, el rubio le pide que lo monte y ella, siempre lista y predispuesta a todo, lo hace como una auténtica vaquera.