Espía la consulta médica de esta morocha buenorra

Visto 544 veces
67%
2
Llegó el día para el examen médico anual de esta morena y no se sabe quién está más emocionado: el médico por tenerla posibilidad de examinar a esta jovencita con un cuerpo despampanante y dispuesta a dejar que le realicen tantos exámenes como sea necesario o ella que, después de mucho tiempo, volverá a sentir las manos de un hombre sobre cada centímetro de la piel de su cuerpo. La morocha, al principio, se quita la ropa hasta quedar en un conjunto negro de lencería sexy, compuesto por una tanga microscópica, un sujetador con encaje y unas medias semitransparentes que le llegan hasta la mitad del muslo. Primero, el médico solo hace que se quite el sujetador y procede a medirla y pesarla mientras ella permanece parada dejando a la vista sus pequeñas y encantadoras tetas. Tras oscultarla por interminables minutos, procede a palpar sus tetas, casi como si las masajeara, hasta que tiene que detenerse porque su polla ya se encuentra dura por la excitación de tener a esta morocha en su consulta, al alcance de sus manos.

No puede contenerse con el cuerpo infartante de la morocha

El hombre, necesitando quitarse algo de ropa, se saca el ambo y luego prosigue a tomarle la presión a la morocha. Luego, hace que se recueste y él mismo le baja un poco la parte inferior de la ropa interior para palparle la zona. A continuación, dispuesto a todo e incapaz de seguir conteniéndose sus terribles ganas de follar y de seguir poniendo sus manos sobre el increíble cuerpo de esta mujer, procede con la revisión gineológica... ¡la favorita de ambos! El hombre hace que se recueste con las piernas bien separadas y comienza a inspeccionar la zona, metiendo sus dedos y observando bien de cerca el clítoris y el coño de esta morocha guarra.