Se folla a una sumisa muy flexible

Visto 702 veces
86%
4
No hay nada mejor que tener sexo con una mujer completamente flexible y que está dispuesta a dejarse follar como si se tratara de una muñeca sin voluntad propia. Y para esta experiencia no hay nada mejor que una japonesa que ya tenga inculcada toda la obediencia que se requiere para ser la mejor sumisa del mundo. Por eso este hombre aprovecha la oportunidad que se le presenta y satisfacer con ella todas las fantasías que no puede cumplir con la mayoría de las putas a las que contrata para follar.

La pone en la posición que quiere follársela

Lo primero que hace el hombre es acariciar una de sus tetas y su coño, porque está tan excitado que tiene que sentir la piel de esta guarra delgada para comprobar que es real. Una vez que la tiene sobre su cama con las piernas bien separadas, le abre un poco la boca y le mete la cabeza de la polla para que empiece a hacerle una mamada que lo vuelva loco. Mientras le mete la polla cada vez más profundo dentro de la garganta, aprovecha también para acariciar sus tetas suaves y delicadas, como ella. A continuación, él la cambia de posición y esta vez le mete la polla hasta la garganta, disfrutando al sentirla tan estrecha y húmeda. Pero no es esto lo que hizo de este vídeo uno de los preferidos de todos los usuarios de Cumlouder, lo más espectacular es lo que está a punto de suceder. Él también vuelve a acariciar el coño de la guarra, haciendo que el placer recorra todo su cuerpo, a pesar de que ella ni lo demuestra. Finalmente el hombre la pone a cuatro patas y aprovecha para penetrarla por el coño afeitado, disfrutando de follarse a esta sumisa japonesa que realmente disfruta del sexo pasivo.