Follada duro tras masturbarse en público

Visto 447 veces
67%
1
Este es el primer vídeo porno que graba Dallas y planea subirlo a Petardas para ganar algo de dinero y convertirse en la estrella porno que hace años ansía ser. Por suerte, encontró un hombre que está dispuesto a aparecer en el vídeo, ¿y quién no lo estaría si con ello tiene la oportunidad de follarse a esta jovencita tímida y encantadora? Mientras espera a que él llegue, se sienta en un sillón con las piernas separadas, dejándonos imaginar cómo será el cuerpo debajo de esa ropa y todo lo que harán a continuación. Y para no torturarnos demasiado, la guarra se levanta la remera y deja al descubierto sus dos pequeñas tetas y, luego, se dispone a salir a la ciudad a cazar alguna presa que se la folle con salvajismo y bestialidad, como ella tanto desea. Mientras camina por una tienda, se levanta la remera para enseñar sus tetas y muestra también su coño para ver si algún hombre se abalanza sobre ella y la secuestra para convertirla en su esclava sexual.

Llegó el momento de follar duro

Finalmente, incapaz de resistir todas las miradas excitantes que le envían, la morocha regresa a su casa y nos muestra su nuevo juguete adquirido recientemente, un vibrador, el cual se convierte en su mejor amigo en sus momentos de soledad y calentura. Antes de comenzar a usarlo, se desnuda, lo lame y se lo mete en la boca para dejarlo húmedo y lo usa para estimular su clítoris y todo su coño. Al fin, tras largos minutos de espera, llega la tan ansiada compañía. Como bienvenida, la morocha lo recibe con una mamada que no podrá olvidar en toda su vida. Tras meterse toda la polla en la boca y lograr que la polla esté llena de leche, la morocha finalmente obtiene lo que tanto ansiaba y el hombre le rompe el coño, como ella quería.