La japonesa es violada por un depravado

Visto 1029 veces
50%
1
Una japonesa, empotra contra el espejo del baño, muy necesitada de guerra, gime despavoridamente, y seguramente su amigo japonés éste dispuesto a dársela sin ningún reparo. Mientras un hombre, la viola con un consolador salvajemente, presionándolo sucesivas veces por su coñito húmedo y peludo, de forma que nuestra zorra que bien mojadita, para que luego se lo agradezca como ella sabe. Luego  , nuestro asiático cachondo coge con una fuerza impresionante a nuestra zorra japonesa y la aprieta sus enormes tetitas salvajemente, hasta dejárselas totalmente exprimidas.Ella sin dejar de gritar, parte por dolo que la está haciendo este hijo de puta amarillo, a tomarla sin ningún pudor ni consideración alguna y parte por la sensación del vibrador haciendo magia en su coñito peludo y deseoso de ser penetrado , disfruta de los placeres que la ofrece el sexo salvaje, con este japonés tan depravado.Todavía corriéndose por las sucesivas envestidas que nuestra pobre zorrita japonesa ha sufrido en su coñito peludo, se arrodilla y le hace una mamada de esas que llegan hasta la garganta, a pesar de que este asiático no tiene mucho que ofrecer, ya que su pene no es extremadamente grande que digamos, aun así quizás pueda satisfacer el vicio que guarda esta zorra en su interior. Sin embargo, pese a este inconveniente, trata de dejarle seca mientras se toca deseosa de que un buen rabo, tome su coño peludo hasta reventárselo.Es importante destacar que nuestra zorra se acaricia con mucho morbo su coñito, por lo que podemos deducir que el vicio la puede.

La japonesa hace lo que puede pese a l diminuto miembro de su amigo.

La zorra no deja de comerse su, pequeño pene sin apenas vida, hasta que no le saca una buena corrida, la cual deja a nuestro japonés contento y a nuestra zorra con saber de boca un poco diferente.