Jovencita cree que es lesbiana hasta que prueba la polla

Visto 162 veces
80%
2
Iba a un colegio pupilo de monjas donde solo asistían jovencitas como ella. Llena de dudas sobre la sexualidad y el amor, cuando empezó a madurar sexualmente se sintió confundida porque pensó que era lesbiana. Ella se masturbaba en el internado pensando en mujeres que le daban mamadas en el coño. Soñaba con sus compañeras y también con sus profesoras. Montaba tríos y sexo en público pero siempre con mujeres, lo cual le parecía rico y muy natural. La muchacha con su cara de beba, se prepara para salir a bailar sin embargo el amigo de su hermano está en la casa y ella no lo sabe. A pedido de él, su amigo intentará probar si la muchacha es lesbiana o solamente es una loca idea a falta de polla.

Me mandó tu hermano para que te folle

Generalmente los amigos no toman a bien que se quieran follar a sus hermanas, sin embargo este es un pajero morboso de esos que se pasan las horas mirando XVideos y Petardas por lo que quiere ponerse detrás de la puerta a escuchar como traga polla la inocente de su hermanita. El amigo es un joven galán que supo cómo tratar a la jovencita para que minutos después le estuviera dando una buena mamada a la polla. Ella la trató como si la conociera de siempre. Haber vivido tantos años con las monjas hizo de la muchacha una joven llena de curiosidad pero sobre todo de dulzura y dedicación en todo aquello que hace, en este caso chupar bien la cabeza del pene. El joven, gracias a tantos coños chupados en el instituto, se volvió un experto que pudo satisfacerla como ella se merece y hacerla desear tanto la polla en su cuerpo y la leche en sus labios que definitivamente se comprobó que la jovencita no era lesbiana sino que le faltaban buenas dosis de polla.