Jovencitas lesbianas se follan en la cocina del trabajo

Visto 664 veces
100%
0
Las compañeras de trabajo, mozas de oficio, antes de realizar el servicio nocturno decidieron darse un poco de cariño con suaves besos y muchas caricias lésbicas propias de un gran video XXX. Las dos guarras, tienen novios, pero siempre están dispuestas a pasar ricos momentos entre ellas. Los jóvenes no saben nada y los jefes tampoco, así es que ellas utilizan la cocina del local para dar rienda suelta a su calentura comiéndose las tetas, el culo y el coño. Aprovechando que están solas pueden gritar y gemir con cada lamida y mamada que se van dando. Las muy putas son tan naturales que no utilizan ni juguetes ni verduras para correrse, ellas gustan de masturbarse con sus manos y hacer que sean  estas las que estremezcan a su ocasional pareja. Los cuerpos de las jovencitas están trabajados por el gran trabajo que realizan que implica mucho movimiento, agilidad y buena presencia. Para cuidar de todos estos requisitos ellas van a un gimnasio cercano que es el lugar donde se conocieron. Se hicieron grandes amigas, o más que eso, al instante como forma de escaparse de las miradas y los comentarios de los muchachos que asisten al gimnasio y las miran con tanto deseo que no les importa que se les pare la polla delante de ellas. A las dos amantes la escena de verlos muy calientes les excita, pero pasan de ellos y se desquitan solas.

Nada más rico que follar en la cocina

A tal punto se calientan estas compañeras lesbianas que aprovecharon la cocina del trabajo para comerse el coño y masturbarse con cierto temor la primera vez. No es buen tiempo para perder el trabajo. Sin embargo, esto poco les importó e hicieron de la cocina el lugar elegido para darse placer cada vez que pueden. Sus cuerpos merecen, sin duda, estar en Cam4 o XHamster para que más personas disfruten con ellas.