Jovencitos recién casados follan a los gritos al lado de la piscina del hotel

Visto 852 veces
75%
1
Esta pareja de jovencitos recién casados deciden aprovechar con todo el hotel donde están pasando su luna de miel cargada de lujuria y sexo en público. A sus familiares y amistades no le van a llevar ni una sola foto de los lugares turísticos de la ciudad, sino que tienen pensado regalarle una copia a cada uno de sus videos XXX para que gocen junto a ellos. Ella, una morochita muy guarra está más que feliz con su musculoso marido. Esperó tantos años con mucha paciencia que él le propusiera matrimonio que ahora no para de agradecerle cada vez que puede y en diferentes posiciones. Adicta a las mamadas esta jovencita no duda un instante en mamarle la polla a su marido para tenerlo siempre caliente y con ganas de follársela. Él, aunque tiene una polla enorme entre las piernas y la sabe utilizar muy bien, ama chuparse los dedos para metérselos en el coño a su esposa para estremecerla como toda una zorrita. La muy putita se entrega al instante mojando su vagina para que al marido le queden los jugos de su esposa en los dedos y se los pueda chupar para excitarse aún más.

Después de los dedos viene la polla

Tanto la calentó con los dedos y los besos negros, que la muy puta grita fuerte esperando que los huéspedes bajen a mirarlos y tal vez a sumarse a una orgía en la pileta. Al conserje, encargado de grabar el video, la idea lo calienta al punto que nada le baja la polla dura. Además quiere subir el video a RedTube para ver si se adelanta al matrimonio y gana unos dineros extras como director de películas porno. Los gemidos son provocados por la polla de él que la disfruta en diferentes posiciones mientras ella se estimula el clítoris adornado con un aro que sirve además para generar leves tirones para gritar como si la estuvieran violando.