Juguemos a darnos masajes

Visto 573 veces
75%
5
Cansada de tanto grabar videos XXX y de recibir polla casi todos los días del año, Luna Rivel fue al spa para que una masajista profesional le diera una sesión reconfortante de masajes y aceites. Para sorpresa de la pornstar, la masajista resultó ser una lesbiana militante y fanática de ella que no se pierde ninguno de sus videos en Redtube y Pornhub. Luna Rivel no esperaba encontrarse con una admiradora y que encima tuviera unas manos tan dulces y predispuestas, por lo cual ante la enorme sorpresa se fue entregando sin reparos a los dedos que sin pedir permiso fueron acariciando su vagina y su culo hambriento.

La delicadeza de las lesbianas

La masajista le echaba todo el aceite que tenía a mano como si no hubiese un mañana. Además tiraba de la braga de la actriz para que le estimulara el coño, ninguna de las dos era consciente de la suerte que tenían ni de cómo se iban dando las cosas. Obviamente la calentura de la masajista era tal que mientras masturbaba a su paciente ella hacía lo mismo con mucha pasión. Ambos coños estaban mojados, abiertos y deseosos de ser calmados con algo grande que los domine. Las guarras se entregaron a la pasión de masturbarse mutuamente, primero con los dedos y luego con los mejores juguetes sexuales que pudieron encontrar. No faltaron los besos en la boca como si de novias vírgenes se tratara. El erotismo dio paso al sexo desenfrenado al cual no le faltó sexo anal bien delicioso con los implementos que la masajista pudo proveer. Luego para el placer de las dos apareció el dildo de dos cabezas que las hizo abrir de piernas mientras se movían rítmicamente gimiendo de placer. Las putas disfrutaron de la tarde, del aceite, de los juguetes y de la suerte de haberse encontrado con tantas ganas encubiertas de follar como dos verdaderas putas vírgenes.
Pornstars: Luna Rivel