Madre e hija se dan buenas mamadas incestuosas

Visto 312 veces
100%
0
La guarra rubia y madura revisa las cuentas de teléfono que son exorbitantes gracias al uso desmedido que le da su hija descubre las calificaciones del instituto que no son para nada lo esperado. Cuando la madre se dirige a pedir explicaciones la hija la recibe con su habitual sonrisa encantadora con la que parece conseguir todo aquello que se propone. Con un desinterés notorio, la hija rubia escucha a su madre que no sabe cómo hablarle para que ella entienda.  La jovencita, entendiendo que su madre está falta de sexo y un poco de acción, le propuso un trato que se hizo irresistible para las dos. La muchacha le propuso que si su madre le comía bien el coño, ella levantaría las notas. Como a la madura la falta de sexo la tenía tan caliente y nunca había probado un coño más joven. Mejor que los videos que se ven en XNXX y Petardas, madre e hija, rubias y calientes, protagonizaron un encuentro lésbico al que no le faltó placer y pasión.

El incesto no importa

La hija se hizo mamar bien el coño, y la madre parece ser una experta en cómo tratar a una mujer. Queda claro para las dos, que ninguna es inexperta y que han estado con otras mujeres antes. Después de que la mamá le comiera el coño  en el living como solía hacer en sus mejores momentos la hija logró el orgasmo que nunca pensó tendría. Fue delicioso e incestuoso lo cual lo hizo más interesante y cautivador. La puta de la hija manipuladora se abría para que su madre pudiera disfrutar más de su vagina. Luego de acabar, la hija y su madre se dieron un beso en la boca tan excitante que les sirvió para sellar un pacto de silencio. Seguramente se volverán a dar placer, solo que esta vez será la madre quien exija besos y masturbación incestuosa.