Masajista se folla a una de sus clientes más guarras

Visto 284 veces
100%
0
Este masajista está acostumbrado a tener que masajear los cuerpos de muchas modelos y, muchas veces, no es capaz de resistirse y termina insinuándose y, si tiene suerte, tirándose a sus clientas. El hombre empieza masajeando sus dos piernas, esparciendo por ellas un gel que la ayudará a relajarse y a entregarse al placer que está sintiendo. A continuación, el hombre asciende hasta la espalda de la mujer. En esta posición, tenemos la dicha de poder observar el coño de la mujer cubierto por una tanga rosada. Ella disfruta enormemente el contacto de las manos fuertes y cálidas del hombre contra su espalda desnuda y suave.

Se folla a su cliente buenorra

Muy pronto, ninguno de los dos aguanta más toda la calentura que inunda sus cuerpos y ella, todavía recostada sobre la camilla, empieza a chuparle la polla con desesperación. La rubia hace un estupendo trabajo chupando también los dos huevos del hombre, haciendo que  él se retuerza del placer por la increíble mamada y paja que ella le está haciendo. Finalmente, el hombre ya no puede contenerse y, rápidamente, se sienta sobre el culo de la rubia guarra y la penetra por el coño, haciendo que su coño tenga que dilatarse al máximo para que la polla grande no desgarre su coño estrecho. El hombre se mueve sin descanso, chocando en varias oportunidades contra el punto G de la mujer y haciendo que ella se retuerza del placer y gima sin poder detenerse. Mientras él la penetra al mejor estilo de Cumlouder, el hombre en ningún momento deja de estimular su clítoris para que ella sienta aún más placer, porque lo único que desea es que la mujer desee repetir con tanta frecuencia como sea posible esta increíble follada en la que ambos llegaron al clímax que tanto deseaban.