A la negra le llenan la boca y las tetas de leche en el jardín

Visto 737 veces
64%
4
Cuando a Tifany su vecino, un doctor blanco que siempre la quiso follar, le dijo que tenía la polla corta pero gorda, a ella le dio mucha curiosidad probarla. El doctor le mandó un mensaje por WhatsApp para invitarla a follar aprovechando que su esposa y sus hijos se iban a un acto del high school, ella sin ningún reparo se presentó en la casa de su vecino dispuesta a todo. Tifany es una jovencita negra que gusta mucho de experimentar con todo en el sexo. Si bien ya había estado con otros hombres blancos, quiso darle al doctor el mejor sexo interracial del que nunca se pudiera olvidar. El único requisito que puso esta guarra, folladora de hombres casados, es que tuvieran relaciones en el jardín de la casa porque el sexo en público la excita mucho. Cumplida esa condición, Tifany estuvo lista para ser la puta que el doctor siempre soñó y que solamente vio en Petardas y Redtube, siempre a escondidas de su esposa.

La esposa aprende o se va de la casa

Tanto le gustó el desempeño de esta negra experimentada que no dudo en buscar su videocámara para dejar registro de todo lo que ella sabe hacer con su boca y sus manos. La intensión del doctor además de masturbarse en sus momentos sin pacientes en el consultorio, es lograr que su esposa aprenda de verdad como se da una mamada y no esos momentos incómodos llenos de asco que le da cada tanto. Tifany es tan puta que chupó la polla del doctor como si se la quisiera arrancar, trabajó tanto por esa leche que cuando llegó se la tuvo bien ganada. Arrodillada como hace una buena puta viciosa se dejó llenar la cara y las tetas de leche, pero para que la esposa se muera de envidia le limpió la polla de semen chupándolo como si se tratara de un rico helado de crema.