Nieta consuela al abuelo en su jardín hasta tomarse su leche

Visto 1467 veces
88%
3
Una linda mañana de verano en el jardín, entre el abuelo recientemente viudo y su nieta, se ve interrumpida por una extraña picadura que aqueja a la muchacha y la hace saltar de dolor por el verde césped buscando una explicación y consuelo. Para eso nada mejor que un abuelo que con todo su amor le pide ver la marca, posiblemente de una hormiga, y un poco  picaron decide quitarle el dolor a la jovencita con un beso en la nalga de la muchacha que sintió una extraña sensación ante esa situación. Haber parado la cola para que su abuelo la consuele con cuentitos y besos de la infancia le hizo aflorar la guarra que lleva adentro al punto que no dudó en quitarse la braga dejando a la vista que la nena había crecido. Era ella quien ahora estaba dispuesta a consolar a su abuelo. Los besos del abuelo provocaron gemidos en la muchacha que no dudo en voltearse para masturbarse en la cara del anciano. ¿Lo estaba invitando a tener sexo en público o intentaba que su abuelo la violara?

El abuelo cariñoso masturba a su nieta

El abuelo, viejo consumidor de videos de incesto en Redtube y Youporn, no dudó un instante en estimularle el clítoris con los dedos y ni bien se le mojó el coño él estuvo listo para darle una grandiosa mamada. La jovencita no se resistió, sabe bien lo placentero del sexo en familia porque ya probó follar con un tío. Ella le devolvió la gentileza con una mamada bien cariñosa que luego le permitió montar al abuelo sobre la mesa del jardín. El abuelo todavía se sabe mover y la pudo satisfacer a la puta de la nieta. La jovencita no dudó en arrodillarse frente al anciano y tragarse toda su leche, mejor de lo que lo hacía su difunta abuela.