Orgía de dos camareras con sus clientes

Visto 680 veces
50%
3
Estos pueblerinos se encuentran en una pulpería pasando el rato cuando aparecen dos camareras morenas, con sus vestidos tradicionales blanco y delantales de diferentes colores. Cuando los ven allí, sentados en fila, pensamientos pecaminosos inundaron sus mentes y se decidieron a ponerlos en práctica. La de delantal marrón, rápidamente, se pone manos a la obra y comienza a mamarle la polla y hacerle una paja al hombre ubicado en uno de los extremos de la sala. La otra mujer decide empezar por el otro extremo y, léntamente y para hacerse desear, saca la polla del hombre del pantalón y la mama como una auténtica estrella porno, solamente utilizando sus manos para ayudarse ocasionalmente y hacerle una gran paja que aumente el placer del hombre.

Fila interminable de hombres esperan ansiosos para follarse a las morenas

Esta morena nos demuestra, además, que es capaz de satisfacer y atender a dos hombres a la vez, ya que mientras le hace una mamada a uno, al de al lado le hace una paja, hasta que cambia sus atenciones y pasa a los siguientes en la fila. Sin embargo, llega un punto en que esto no es suficiente para los hombres ni para las dos meseras guarras. Rápidamente, ellos hacen que una se ponga en cuatro patas y la otra se recueste sobre la espalda sobre el colchón y comienzan a penetrarlas a ambas por todos los agujeros que pueden mientras siguen llenando sus bocas con sus pollas erectas, duras y listas para dejar salir toda la leche que llevan dentro. Se nota que las morochas están disfrutando de la gran cantidad de pollas que buscan satisfacción y que están ansiosas por llenar sus agujeros y destrozar cada hueco de su cuerpo hasta dejarlas completamente doloridas. Lo único que queda es preguntarnos si serán capaces de aguantar y por cuánto tiempo podrán disfrutar y seguir mamando pollas con tanta destreza y habilidad como en un principio.