Por la plata justa la rusa da el culo y se traga toda la leche

Visto 509 veces
86%
3
Con ganas de darle la leche a una guarra que estuviese dispuesta a todo, el político ruso se hizo contratar una verdadera puta que no tuviera reparo en practicar sexo anal ni protagonizar una violación. Los secretarios del poderoso político fueron a la zona roja de Moscú y contrataron a una jovencita morocha que se parece muchísimo a las latinas que el político gusta de buscar en Cam4 y Redtube. Hija de padres venezolanos que se fueron a vivir a la Unión Soviética convencidos de que el comunismo era la solución y el paraíso en la tierra, esta muchacha vende su cuerpo sin ideales más que ver el dinero en su cuenta bancaria. La puta aprendió a utilizar su ancha y carnosa lengua para masturbar la polla de los hombres más poderosos de  Rusia que la buscan por sus atributos en la cama. El político que está en franco ascenso  le prometió que si ella era complaciente con él, en un futuro muy cercano él podría ofrecerle una vida muy diferente a la que lleva actualmente.

La puta folla por plata no por promesas

Para no ofenderlo diciendo algo inconveniente, la puta sonrió ante la cantidad de promesas que el político le hizo. A ella no le interesa más que cobrar por su trabajo y tiene bien claro que su trabajo es follar como al cliente más le guste. El coño tiene un precio, el culo otro y tomarse la leche hasta limpiarle la polla al político otra tarifa. Cada precio incluye un servicio y cada servicio cuesta, nada le importa menos que el tamaño del pene ni la duración del acto sexual. Y mucho menos le presta atención a cualquier tipo de promesas que puedan hacerle. Por plata la rusa de padres venezolanos se dejó follar bien el culo y se tragó la leche como si estuviera tomando un rico trago dulce con coco venezolano.