Qué rico folla la cuñadita

Visto 573 veces
83%
6
Como toda familia ésta también tiene secretos que son mejores que nunca salgan a la luz así todos pueden seguir cuidando las formas. Por una estupidez los novios están enojados. Ella, caliente y siempre dispuesta a follar como forma de arreglar las diferencias busca a su novio para darle unos besos ricos en la polla a ver si así se le pasa el enojo. Sin embargo el novio no afloja y demuestra estar más interesado en trabajar su cuerpo en el gimnasio que en recibir una mamada de su jovencita novia. Con aires de enojado el muchacho se marcha y ella en vez de llorar prefiere masturbarse pensando en una buena polla que le dé el sexo anal que tanto está necesitando. Ella se toca y disfruta de la masturbación femenina que aprendió con sus amigas en la adolescencia cuando miraban videos lésbicos en Petardas y Redtube para luego probar cómo se sentía hacer lo mismo que veían. La muchacha no necesita más que de sus dedos para disfrutar de la soledad y ni que hablar si tiene una verdura bien dura y firme para perderse en el coño.

 El cuñado tras la ventana

La muchacha sin sospechar nada se estaba masturbando en el sauna de la casa cuando detrás de la puerta el hermano mayor de su novio veía y disfrutaba de la pelea de los jovencitos. Pero más se deleitaba viendo a su cuñada masturbarse con delicadeza y piscas de frenesí. Cuando el cuñado entró en la habitación donde la jovencita toda desnuda se masturbaba ella entendió que si quería hacer reaccionar a su novio debía follarse al mayor de los hermanos. El joven no tuvo ningún problema de satisfacer los deseos de su cuñadita y por eso entró en la habitación con la polla bien dura dispuesta a dársela por donde ella quisiera.