Quiero leche pero la tienda está cerrada

Visto 559 veces
93%
3
Los amigos se juntan después de muchos años sin verse y el encuentro resulta más caliente de lo esperado. La última vez que se vieron, ellos eran niños y sus padres vivían en casas contiguas. Como buenos niños se peleaban tanto como jugaban, pero no existía tensión sexual entre ellos. El día que se despidieron él le miró las tetas y luego en su casa nueva se masturbó pensando en su amiga que tal vez nunca más vería. El reencuentro en la casa de ella, fue totalmente una sorpresa para él porque jamás creyó que su amiguita sería hoy la guarra que encontró al abrir la puerta. La jovencita estaba muy excitada porque había estado mirando videos xxx de sexo amateur en XNXX y Cumlouder. Cuando abrió la puerta era tarde, su coño estaba empapado de tantos videos que había disfrutado y las ganas de mamar una buena polla la superaban.

Por la hora a dónde vamos a comprar leche?

Hizo pasar a su amigo y no dejó que las ganas se le fueran con palabrerías baratas. Directamente se encargó ella de obtener esa leche rica que tantas ganas tenía de tomar. Una buena mamada, mejor que las que había visto, fue el comienzo para que el joven se relaje y la polla se le pusiera como un hierro. Su amiguita del pasado no existe más, delante de él tenía una puta que sabe cómo mover su cuerpo y cuánto le gusta follar. La jovencita está decidida a calmar su coño las veces que haga falta con la polla que haga falta, ella no es de las típicas mujeres que necesitan de romanticismo previo. Ella ahora quiere leche y nada mejor que sacarla de su amigo que afortunadamente golpeó a su puerta. Como estaba sedienta de leche tomó toda, no desperdició ni compartió. Toda la corrida fue para ella sola.