La rica leche del pintor para la puta secretaria

Visto 844 veces
90%
3
La rubia milf alemana de mirada imperturbable trabaja en su box sin perder tiempo en nada que no sea estrictamente laboral. De pronto llega una amiga muy guarra con su cara llena de simpatía y ganas de confirmar que la mujer no se movería de su silla pese a los ruidos que pudiera sentir. Con la confirmación en su mente, la muy puta de la compañera se fue a  supervisar el desempeño del pintor que está haciendo algunas refacciones en las oficinas de la empresa. Con la cara llena de deseo, la jovencita espiaba al muchacho y pensaba lo bien que le sentaría en ese momento una buena mamada traviesa. Sin pensarlo más y como si fuera una de esas películas de Redtube y Cumlouder, la muchacha se lanzó de lleno a por el tonto de buena polla. El pintor se sorprendió al descubrir que una boca le succionaba el pene como si se lo quisiera arrancar. Tan buena polla tiene el pintor, que la puta de la secretaria no podía soltarla y recibía con mucho agrado los empujones que recibía en su cabeza para que se atragante un poco más con la carne en su boca.

Si la chupas bien tendrás premio

Sobre la escalera, el pintor decidió probarle el coño a la puta que gemía de solo pensar cómo le iban a pasar la lengua por la vagina. Pensar y desear la hacían mojar por demás y el sabor de su coño enloquecía al pintor con cara de tonto. La milf seguía en su box trabajando sin pensar que a pocos pasos de ella podría ser parte de un buen trío. Jamás la secretaria se atrevió a mostrarse tan puta como aquel día donde se hizo llenar el coño de carne. El pintor la hizo sentir tan puta que de la oficina se fueron a su casa para que se la siga follando y de paso le daba tiempo para juntar más leche para llenarle otra vez la boca.