Rubia disfruta con una polla dura en su coño

Visto 480 veces
63%
3
Después de trabajar por muchas horas seguidas, esta rubia quiere una recompensa por todo su esfuerzo y, como ama las pollas duras y grandes, uno de sus compañeros le presta la suya para que quede satisfecha y complacida. Lástima que el resto de sus compañeros no se enteraron de esta pasión de la rubia por las pollas, si no podrían haber organizado una follada en grupo entre todos. La rubia comienza con una mamada para calentarlo y luego poder follárselo. Lame, en un principio, la punta de la polla mientras le hace una paja pero, luego, se la mete completa en la boca y la saborea con ansias. Sin embargo, tan solo unos minutos después, cuando siente que la polla está completamente dura y erecta, la rubia ya está restregando su culo contra la polla en un claro pedido para que la penetren con rudeza.

Rubia buenorra consigue lo que tanto deseaba: que le rompan el culo

El hombre, lejos de negarse, le rompe el coño de una estocada y se la folla en diferentes posiciones mientras ella gime por el placer. Tras varios minutos de intensa satisfacción para ambos, el hombre decide follársela por el culo mientras toca su clítoris ante lo cual la rubia está extasiada. Como agradecimiento, la jovencita  vuelve a hacerle una mamada, esta vez con mayor esfuerzo y dedicación para que él pueda volver a romperle el culo y disfrutar de su ano tan estrecho y calentito. El hombre, igualmente, la sorprende penetrándola por el coño hasta que la rubia no puede aguantar más el placer de sentir el cuerpo de su compañero chocando contra el suyo. Por suerte para nosotros, los dos tienen mucha energía y fogosidad dentro, lo cual les permite poder follar en diferentes posiciones y cambiar constantemente a fin de conseguir mayor placer.