Rubia monta sobre una polla dura y grande

Visto 647 veces
91%
2
Esta pareja de amantes está demasiado caliente como para contener las ganas que tienen de follarse. La mujer quiere calentarlo a toda costa, por eso toma uno de los dedos del hombre y empieza a hacerle una mamada, chupándolo con gran entusiasmo y succionando con dedicación. Los dos disfrutan de este increíble momento hasta que su calentura aumenta y necesitan aumentar el contacto para acercarse lo más posible al clímax intenso que ambos persiguen.

Una mamada y una buena follada

Pero que le chupen el dedo hizo que la polla del hombre se ponga mucho más dura de lo que él puede aguantar y, por eso, hace que su amante se arrodille y esta vez le haga una mamada a su polla, la cual ella le hace como si fuera una estrella porno que lleva años practicando y perfeccionándose. Después de varios minutos de aguantar que su polla sea devorada por la boca ansiosa y necesitada de la rubia, el hombre la penetra por el coño sin siquiera prepararla, porque ella ya está empapada por todo el juego previo y su coño se encuentra bien dilatado como para que le meta su polla gigante dentro. Mientras le da por el coño, él también se dedica a estimular su coño, masajeándolo con la mano y acariciándolo con entusiasmo, porque él quiere que ella gima como una puta y que no deje de retorcerse como la zorra que es. Finalmente, ella también decide que quiere tener el mando y, por eso, monta sobre la polla dura y erecta y se mueve rápidamente, haciendo que cada vez se hunda más profundo dentro de su coño hasta que golpea constantemente su punto G. Eso hace que todos los hombres que miran Cumlouder se exciten irremediablemente y no puedan contener las ganas de hacerse una tremenda paja hasta correrse en la mano.