Mi papá me castiga por no ir al colegio

Visto 5209 veces
85%
9
Esta niña de papá ha decidido que no quiere ir a colegio, y decide esconderse para que su padre no la pille en su gamberrada,pero el padre al final acaba pillando la mentira de su hijita. Ella con gesto disgustado comienza a excusarse, dando razones por las que no ha ido al colegio, pero su padre muy enfadado no quiere que ella disculpe, ha sido una niña mala y por lo tanto el padre la castiga. Ella muy arrepentida intenta convencer para que la perdone, pero  de una forma un tanto peculiar. La niña buena resulta ser una perrita con ganas de rabo, y como todo deseo, debe ser saciado. Con esas manitas que gasta esta zorra, le agarra el rabo a su padre, dándole a entender que puede quedar en un secreto. El muy convencido por la oferta de su hija se saca la polla, para que esta perra le coma la polla hasta dejarle seco. Un par de pollazos en la cara, y la niña de papá se ha convertido en una sucia cerda con una boca que hace unas mamadas de vértigo. Ella ansiosa de polla insiste en comerle el rabo hasta dejar a su padre con los huevos secos.

La zorra es más de follar que de ir al colegio

Tras dejar el sable limpio a su padre, la muy puta quiere ser penetrada hasta desfallecer de placer. Su padre muy experimentado se deleita viendo como la su zorrita particular, se quita la ropa. Ella, desnuda y con mirada viciosa le incita a que se acerque a ella y le meta ese miembro tan grande dentro de su coñito rico y apretado. Al parecer esa polla es demasiado gorda para nuestra putita viciosa, por lo que con mucha torpeza, monta la polla de su padre hasta que le va pillando el truco, ¡ esta niña aprende rápido!.Con mucho insistencia monta a su padre mientras gime de placer, llegando a un orgasmo que casi seguro no olvidará.