Zorras calientes se follan a su amigo

Visto 968 veces
64%
5
Este hombre es sorprendido en la cama por dos de sus amigas que, ante un ataque de calentura y ansias por follar, recurren a él y a su apetitosa y gran polla. ¿Tendrá este hombre la energía suficiente como para dejar satisfechas a estas dos zorras? Las dos guarras, incapaces de contener sus hormonas revolucionadas, atacan la polla del hombre y comienzan a turnarse para hacerle una increíble mamada que no será capaz de olvidar. Se nota que el hombre disfruta desde un principio de las atenciones de estas dos mujeres y de la visión de estas zorras acariciando sus cuerpos despampanantes. Las mujeres, además de mamar la polla, disfrutan de chuparse entre ellas las tetas y succionar y mordisquear sus pezones. Sin embargo, la castaña ya no puede controlar sus deseos y decide montar sobre la polla del chico, quien está tan extasiado que no puede hacer otra cosa más que gemir y relamerse ante las sensaciones que le causa la castaña. Mientras monta y se mueve sobre la polla dura y erecta del joven, la rubia se dedica a estimular el clítoris de la castaña, deleitándose ante la imagen de sus dos amigos follando desesperadamente.

Una ducha para bajarles la calentura a estas zorras

Luego de gozar por unos minutos, le cede el lugar a la rubia para que también pueda disfrutar de la sensacional polla en su coño. La castaña le devuelve el favor y acaricia su clítoris con cariño y pasión para intensificar las sensaciones de su amiga. La rubia masajea y aprieta sus tetas mientras intenta contener los gemidos de placer que están volviendo locos a sus dos compañeros. Tras follar intensamente por varios minutos, las dos guarras deciden continuar la fiesta en la ducha. Ellas aprovechan la situación para tocar y acariciar el cuerpo de la otra mientras enjabonan y lavan cuidadosamente cada centímetro de su piel.