Adicto Al Porno Rompe El Coño De Una Zorra

Visto 151 veces
43%
4
Para empezar, tienes que entender lo que ocurre aquí. Y es que este sujeto está harto de ver a su amigo en tan mal estado. Parece que el hombre tiene una obsesión con una chica de revistas porno. Así que pasa horas mirando su foto con la baba chorreándose. Eso no es todo, podría ser normal si él se pajeara y siguiera con su vida. Sin embargo, transcurren horas y horas en las que ve las imágenes con el pene flácido en su mano. Concentra su atención en la mirada, el cabello y las manos de la chica pero su polla no puede calentarse. Por lo tanto, asustado este amigo, inicia una investigación profunda. Encuentra a una puta amateur muy parecida a la de la revista y la sorprende en el estacionamiento de un supermercado.

Solidaridad acrecienta las dudas

Frente a la sexy morocha, el hombre desesperado le relata el problema. Así que espera una respuesta negativa de la dama pero al menos sabe que lo habrá intentado. Por suerte, esta mujer se compadece del enfermo obsesivo y acepta ayudarlo. Sube al vehículo para dirigirse a la casa del adicto encantada. Las dudas del masculino aumentan, ahora cree que realmente encontró a la mujer de la revista. Si ella aceptó la propuesta tan rápido, algo tiene que haber escondido. Debido a que añora la cura para su amistad, nada le importa, la lleva a destino. La dama sube por las escaleras, encuentra al afectado y camina a su alrededor. Él sigue hipnotizado, como si mirara Calientes XX de Cam4. Por lo cual, sigilosa y sensual, lo acaricia en las piernas. Consigue algo de atención de este adicto y le abre la cremallera.

Tratamiento sin suavidad

Debido a que la afección parece grave, la guarra puta no espera para arrodillarse. Con el glande blando en su mano, acomoda las mejillas para chupadas salvajes. Rodea el cuero con los labios, golpea la cabeza del falo contra el paladar y lo devora. Aunque todavía está flácido, ella lo hará quedar tieso como una roca. Primero, el adicto no le presta sus ojos, sólo sigue mirando las hojas de su revista. Sin embargo, por las Excelentes Mamadas de la morocha, deja a un lado su obsesión. Sobre la mesa quedan las putas fotografiadas y él coge los cabellos de la que está en su regazo. La maniobra a su agrado, tiene calenturas acumuladas que salen a la luz. Cuando ella succiona, las venas de la polla despiertan para elevarse. Ahora tiene una firmeza digna de romper coños con un solo golpe. Alocado solicita la follada con la hembra real que tiene ante sus ojos.

Escribiendo sus páginas

Con la zorra mojándose en su cara, se coloca un preservativo. La fogosidad que hay en su polla no la experimentaba desde hace mucho. Así que frenético la gira para darle duro por el coño, está en el apogeo de su locura. Cabalga a la zorra gozando de los rebotes de las nalgas sobre su pelvis. Puesto que llega a una temperatura muy alta, la gira para explorar más profundo. Ingresa en la dúctil, cavando con la cabeza de su pene entre las mucosas. Puede decirse que este obsesivo está escribiendo su Propio Porno Gratis. Trastornado bambolea su falo dentro de la vagina de la fémina, nada es suficiente ahora que está curándose. No puede detenerse, está en el trayecto de una follada insuperable. Mientras que refriega su cuero contra las aguas cálidas de la mujer, todo luce bien para él. Es posible que sus corridas le den el alta de este tratamiento. Veamos si pudo conseguirlas.