Adicto al Sexo se Folla Rubia Hasta Dormida

Visto 332 veces
74%
5
Entra en calor con la blonda que sabrá entrenarte para este XHamster. La preciosa sabe que es fuerte lo que te mostrará, por lo que te ofrece ejercicio previo. Mientras que alistas tu cuerpo para las siguientes andanzas, ella te cautivará con sus prominentes curvas. Lo que verás es amateur pero goza de tanta calidad que quedarás pasmado. Puesto que lo que queremos es darte placer, no andaremos con rodeos y te diremos de qué se trata.

Dos Conejos

No es frecuente que dos personas con el mismo impulso se encuentren. Por suerte, este es el caso en que se reúnen y comparten su adicción por el sexo. Mientras que la rubia tiene una concha siempre húmeda, él eleva su polla en un santiamén. Es así que sobre un sofá que carga con bastantes revueltas, follan sin pausas hasta quedar tendidos de cansancio. Las tetas de la chica rebotan con cada maniobra del fornido masculino. El sillón saca chispas por las sábanas que tiene encima y ellos continúan en sus juegos. Un pequeño descanso para que la jovencita coja fuerzas es llevado a cabo. Él la cubre con una manta y se acurruca a su lado. Sin embargo, este conejo follador no aguanta mucho contra esa sensual blonda. Su falo se eleva con el roce de ese trasero precioso y tiene que despertarla para volver a juguetear.

¡Follada Dormida!

Ya sea por cansancio o por un fetiche de este guarro, ella se duerme. Parece que esto no es impedimento para el adicto sexual y le mete mano a su concha. La alista para que se humedezca y entrar de nuevo con su glande. Por otro lado, la hermosa chica está dormida y no se despierta con nada. Él se la folla con desparpajo, levanta sus piernas y le da hasta el fondo del coño. Mientras que ella con sus párpados cerrados, recibe esta polla bestial él se complace. Como en un Porno Gratis para gustos sofisticados, sigue en sueño profundo. Él la maniobra como se le antoja, desde atrás, delante y en cualquier postura. Esta bella durmiente está despertando lentamente cuando lo ve pajearse a su lado. Ahora ella se montará sobre este trozo y lo hará suyo.