Asiática Sometida a Maníaco Oral

Visto 261 veces
80%
1
Este es un Atroz X en Cam4 y para verlo necesitarás respirar hondo. Carga oxígeno en tus pulmones porque estas imágenes te volverán loco. El sujeto tiene en sus garras a una chiquita oriental deliciosa y está haciendo de la sumisa lo que más le agrada. Mientras que volcada en el suelo la maniobra a gusto, tus neuronas se prenderán fuego con sus hazañas. Así que elucubra tu propio plan de cómo verás semejante locura. Puedes acostarte en el suelo para sentirte a gusto o abrir una ventana para refrescarte. También puedes buscar algo que te moje para sentir cerca a las acciones más mojadas. Está lleno de lamidas y tú querrás catarlas.

Manía Oral Intensa

Frente a la preciosa japonesa con el coño peludo, este cachondo no resiste hacer sus chupadas. Está obsesionado con las lamidas de concha y mete lengua sin parar. Es así que la chica alcanza un orgasmo intenso con estas mucosas dentro de sus profundidades. Retorciéndose gime ante el gran goce que la empapa. Y él enloquecido con la humedad lograda, la voltea con rudeza para ver sus otros agujeros. A cuatro patas plegada como una muñeca la investiga desde atrás. Tiene el coño dilatado pero también su culito invita a esa lengua inquieta a indagar. Caliente con las sospechas de que tiene todo por dar con sus propias chupeteadas la lleva a un rincón para enseñar sus Lamidas Amateur más feroces. La nena es puesta de rodillas para ver el trozo ante sus narices.

Saboreando Todo

Debido a que es un enfermo de las Mamadas Delicadas, le explica. Tiene que dejar sus manos fuera del glande y chupársela con sutileza. Se lo traga con suavidad y luego los huevos son acariciados. Además este loco de los orales, se estimula con la pequeña a sus pies. Es así que después de hacerla lamer cada vena de su entrepierna, le dice que eso es merecido. La chiquita está con el rostro entumecido y él la felicita. Parece que ese es el premio que le dio por tan buen comportamiento, unas lamidas a su poste. Y cuando la saca de su cuero con violencia, piensa nuevas revolcadas húmedas con ella. Acaricia el coño peludo de la nena con sus venas y se estimula. La follará con el trozo bien lubricado y bombeará dentro de ella leche muy sabrosa. Retuerce el hueco de la nena con el glande dentro fogueándose.