Baches Y Taxi Calientan Una Salvaje Follada

0 views
0%

Para empezar, una linda parejita pide un taxi. Desconocen quién es este conductor pero les agrada lo silencioso que es. Mientras que platican en el asiento trasero, las manos del cachondo realizan un atrevido juego. Y es que le gusta sentir a su chica caliente, siempre dispuesta para una Travesura XNXX. Por lo tanto, besos endulzan esos labios carnosos, la pasión crece y el taxista no se detiene. Es posible que la palanca esté más ardiente que nunca, él dobla y acelera sin preguntar siquiera direcciones. Los candentes pasajeros están incitándolo a hacer locuras, desvía su rumbo, tiene el cuero duro.

Exceso de equipaje

Frente a las tetas de su novia rozando su pecho, el caballero se impacienta. Le pregunta al conductor si algo le molesta, no recibe ninguna señal de prohibición y desnuda a la fémina. Ve pezones puntiagudos, en llamas, listos para la acción. Es así que con chupadas y suaves mimos activa la circulación. Puesto que la polla erguida suplica liberación, abre sus pantalones. El falo duro, erguido y violáceo luce impetuoso. La velocidad del taxista se incrementa, mira a los cachondos frotándose y recuerda que tiene Cámaras Amateur en todo el vehículo. Por lo cual, sonriente los deja jugar y frota su glande a través de los bolsillos. Debido a que los enamorados aumentan la temperatura del coche, el conductor apaga la calefacción. En el medio de una zona despoblada ve a la muchacha desnudarse por completo y al caballero imitar esa acción.

Baches ricos

Ya sea por cachonda o por necesidad, se monta. Como loca ensartada en esa polla aúlla y menea la concha. Por suerte, el taxista no interrumpe, ve con gusto las Cabalgatas De Guarra En Llamas. Y es que en el escaso espacio que posee, ella se las ingenia para follar como una salvaje. Disfruta de los pozos que hay en el camino, cuando el taxista percibe sus alaridos ante cada bache los intenta pasar a todos por encima. A gusto con los ardientes pasajeros olvida su destino, concentra su atención en el Exquisito Porno Gratis que tendrá cuando ellos desciendan del vehículo. Mientras que la cachonda moja el asiento, él la intenta poner en cuatro y meter su polla en el agujero.

Sacude con rabia esas caderas, está tan caliente que es una fiera. Complacidos con el momento, se dan duro hasta recordar que deben ir a otro sitio. Sin pudor se miran, son dos insaciables para los que no existen límites.

From:
Date: abril 22, 2020