Bisexuales en Fiesta Navideña: Nieve, Galletas Y Cena Grupal

Visto 958 veces
72%
5
Para empezar, por estos lares la fiesta es intensa. Cada puerta se abre cuando de diversión se trata. Y las chicas tienen en manos los regalos más requeridos. Mientras que conversan sobre los invitados, los Vídeos XXX Calientes las acompañan. Y es que esta época un poco fría avecina las celebraciones más cálidas. Así que con un vestuario al ritmo del festín, las cachondas pasean por la casa. Unas medias rayadas como bastones de caramelo adornan sus pasos. Y en sus pechos lana con dibujos navideños hace arder los pezones.

Visitas Reciben Obsequios y Juegan con Las Anfitrionas

Frente a las dulces tarjetas enviadas por estas guarras bisexuales, ellos golpean la puerta. Desean agradecer la atención y darles la posibilidad de juguetear un rato. Por lo tanto, con sonrisas los reciben en la sala. Les dan unos presentes especiales para que hagan valer su hombría. Son unas cartas para jugar juegos navideños de Orgías y ellos las manejarán a gusto. Por lo cual están más fogueados que si hubiera una chimenea cargada de leña encendida. Sus ganas de beber leche caliente y mojar las galletas, los hace recordar la infancia. Y hablando con las muchachas alistan todo para divertidos jugueteos.

Hombrecillo de Nieve

Debido a que las bonitas quieren todas las tradiciones navideñas, ellos acompañan. De pie sacan sus pollas para Mamadas Estilo Duendes. Las preciosas chicas simulando elfos laboriosos se arrodillan para chuparlas. Compiten por una gran cantidad de nieve para hacer muñecos y decorarlos. Así que desafiando la capacidad de sus gargantas succionan impacientes a sacar esas corridas abundantes. Las Petardas Sacan Nieve a caudales y sus mejillas guardan el líquido para alegrarse. Los venosos glandes están cosquilleando ante sus ojos y las chiquitas brincan con sus lenguas. Este aroma festivo dentro del hogar las emociona tanto que sus pechugas temblequean.

El Pavo Relleno

Puesto que esta es la cena más importante, las nenas se empapan pensando en degustarla. Y como buenas bisexuales cachondas, abren sus coños para adobarlos. Succiones en esas zanjas permiten que la cocción a fuego lento eleve el nivel del banquete. Además los muchachos endurecidos con la vista que tienen, sacan más serpentinas de leche. El sofá cobija a los festivos jóvenes con blandura y calor. Sobre esos almohadones las chicas llenan los agujeros con carne picante. Una buena follada grupal nunca es mala para aumentar las llamas. Así que en cadena entran trozos para avivar estas pulposas conchas. Sus penes las hacen revolcarse con jadeos que simulan villancicos y las cachondas enardecidas aúllan por sus regalitos.