Brutal Ensarte Doble A Putita Glotona

Visto 139 veces
90%
1
Para empezar, verás a dos amigos disfrutando una bebida y el sol. El aire libre les sienta bien a esos torsos magros y firmes. Por cual, no te das cuenta de que bajo la mesa estos dos cachondos esconden el origen de sus sonrisas. Hay una Guarra Petera dándoles ricas lamidas, es una zorra hábil. Ella gatea bajo el mueble, sumerge las pollas en su boca y las saborea enteritas. Además, con sus manos acaricia las piernas, los huevos y produce calenturas parejas en las dermis de los masculinos.

Quemados bajo el sol

Puesto que los Amateurs Candentes adoran el verano, se broncean con agrado. El sol baña sus tetillas, la cachonda succiona sus cueros y ellos ríen. La mesa sostiene sus bebidas, pueden hidratarse disfrutando de chupadas exquisitas. Inmersos en un estado muy peligroso sacan a la perrita de abajo de esa mesa. Elevan el mantel, la llevan al medio para que haga Mamadas Intensas. Es así que la chupadora viaja de una polla a otra. Paladea las venas de las dos buscando la mayor calentura de esos hombres. Mientras que ellos trinan de calor, la brisa les ayuda a no marearse. Perturbados la invitan al interior del apartamento para destrozarle algo más que esa sucia boquita. La empapada puerca da pasos firmes a su lujuriosa reunión dentro. Le friegan el coño, la caldean con leche en su paladar y animan a la preciosa a poner el ojete como dos bollos para comerse.

Petarda Incansable 

Debido a que la hermosa zorrita chupetea con gracia, ellos buscan más lamidas. La acarician mojando sus falanges, caen sobre el lecho ardiendo por la temperatura de esa chica. Saborean la concha más curtida, entre esos labios el jugo brota a cantidad. Y es que la fogosa ramera tiene todas las intenciones de hacer El Trío Más Cochino, gatea enseñando sus orificios. A cuatro patas en clavada entre las carnes más picantes, él la zarandea y su compañero sumerge el glande en el esófago. Mientras que la bambolean como a una sometida gatita buscadora de leche, sus cueros endurecen. Parece que los frenéticos caballeros no resisten las provocaciones de ese coño hirviendo. Cogen un ritmo voraz, las humeantes nalgas de la puta claman piedad. Enrojecido, el trasero delicioso de la chica los incita a hacer Brutales Anales para gozar. Desde atrás zambullen las venas más duras en el culito de la preciosa, las frotan en el fondo y jadean como alimañas. Ella es atravesada por los placeres, los incita a hacerle dobles penetraciones y desorbitar su vientre.