Chica Ranchera Ganándose el Pan con el Culo

Visto 203 veces
67%
4
Esta bella chica se quedó sin ahorros y su padre está de viaje. Puesto que es una muchacha de granja lo único que tiene para empeñar son objetos campestres. Así que va directo a la tienda para ver cuanto dinero le dan por ello. Con su camisa a cuadros y trenzas delineando su rostro, pretende cautivar al vendedor. La amateur coloca todos sus artículos sobre el mostrador con orgullo. Sin embargo, se encuentra con una respuesta sorprendente. Nadie quiere esas herramientas para cabalgar.

Ranchera Ganándose el Pan

La preciosa jovencita acepta otro trato con el vendedor. Parece que a él le gusta mucho su capacidad y pasión por jinetear. Así que la quiere grabar en un Cumlouder para su colección personal. Invitada a la oficina, la chica menea sus caderas para calentarse. Ya está en camino a ganarse los primeros dólares. Este cachondo quiere verla montar su silla giratoria. Por lo tanto, la bonita hunde sus rodillas y con sus botas texanas simula una feroz cabalgata. Lo excita tanto que no tarda en hacerle una oferta más tentadora. Él quiere llenar esa pancita de comida pero esta nena deberá trabajar duro para ganárselo. Además tiene experiencia bajo el sol del campo, por lo que no será difícil de hacer.

Yegua Mimosa

Caliente y con ganas de pagar unas buenas montadas, este sujeto solicita algo estupendo. La hermosa tiene que hacerle mamadas como si estuviera ordeñando las vacas de su granja. Mientras que este cuero larga leche y se endurece, ella se empapa. Parece que ya puede darle más impulso a esta fantasía. Como una yegua en celo abre su concha para recibir un buen ejemplar de reproducción. Lo monta salvaje hasta dejarle los huevos enrojecidos. Y como la está grabando en Redtube, ella posa con sensualidad con sus nalgas bamboleándose. A esta yegua bestial le deja el coño descosido este feroz jinete. Y como si eso fuera suficiente le da anal para dejarla curtida por completo. La revuelca por toda la oficina haciendo que sus trenzas se desalineen. Seguramente se ha ganado una buena pastada y llenarse de comida para tener una trabajosa jornada.