Chiquita Te Destroza Con Chupadas Y Brincos

Visto 247 veces
43%
4
Para comenzar, imagina que sales a tu jardín y encuentras a una Jovencita Espléndida. Ella sonríe, te saluda, hace alardes de sus destrezas con las pollas traviesas. Sí, esto te está ocurriendo a ti, sin temor aprovecha tu fortuna. Y es que la hermosa nena ilumina tu rostro cuando su alegría es ardiente. Parece que se caldea al ver hombres como tú, cochinos, con mentes perversas. Lee esos pensamientos, es una zorrita experta y sus ganas de darte goce la conduce a empapes entre las piernas. La invitas a pasar, no tienes a nadie dentro, estás obnubilado por su belleza.

Artesana sabrosa

Frente a tu polla dura la chica se arrodilla venerando tu rigidez. Te explica que es una Rubia Chupadora que trabaja las venas con sus labios y manos suaves. Puesto que es su pasatiempo, su rapidez sorprende, te desnuda en instantes. Mientras que tu glande elevándose le apunta al mentón, ella entibia sus manos. Empieza a darte unos roces fogosos, pajea bien el falo. Sus labios rosados disparan vapores, no tarda en despegar su paladar de la lengua para propiciar deliciosas maniobras. Con habilidad frota, las Mamadas Exquisitas son veloces. Por lo tanto, tu cuerpo tiembla, es impresionante la calentura que esta chica te provoca. En llamas te diviertes en su garganta, paladar y mejillas, todas las zonas están empapadas y tibias. Por otro lado, la hermosa tiene una cara de puta que te obliga a posarla en tu cama. Es así que le abres las piernas para ver esa concha artística mojada.

Afilas tu polla

Debido a que la chica en apertura espera tu polla salivada, te zambulles. Como un taladro ejecutas choques en el fondo del coño de la Amateur Artesana Folladora. Es tan sencillo ingresar que haces un bailoteo con tu pelvis muy sabroso. Mientras que te alocas encima de ella, la cachonda muerde sus labios y te exaspera. Incita a alocadas posturas, en cuatro gatea como una hembra dispuesta a todo. Ya sea por cochino o por lo húmedo que es ese coño, no puedes salir de esta locura. Eres una bestia, la ensartas sin piedad y maniobras tu cuerpo como un semental. Dándole sin parar te contentas con cambios de pose, ella es dúctil. Es así que desde atrás la disfrutas mucho, intercala chupadas y te vuelve más loco. Parece que esta chica tiene especial gusto por las pollas en calenturas. No cesa sus provocaciones, como una zorrita en llamas te conduce a demasiado placer. La leche es su elixir, para obtenerla trabaja hasta saciar su sed.