En El Coche Se Folla de Lujo, Sólo Tienes Que Aprovechar Espacios

Visto 935 veces
82%
2
Cualquiera puede tener esta suerte. Eso es lo bueno de este PornHub, es algo frecuente. La chica salió de un bar en medio de la noche y nadie la espera. Además no consigue taxi ni tiene auto. Por lo tanto, un depredador se acerca para dar su mordisco. Debido a que es una bella jovencita y está aburrida, le conversa. Con su abrigo por el frío de la noche, esta preciosa acepta invitaciones ardientes. No tiene otra cosa para hacer bajo la oscuridad de esta ciudad. Por otro lado, el cachondo tiene mucho para ofrecerle.

Un Billete Por Cada Estrella

Mientras que platica con él surge la chance de ganar mucho dinero. Y no es que sea una puta corriente, sólo quiere sacar algo próspero de esta salida. Con esta intención se aleja un poco del sitio para indagar en esta oferta. La amateur enseña sus senos y su trasero. De esta forma se gana unos primeros billetes. Además él está entusiasmado con el pudor que posee. Por lo cual le ofrece mucho más a cambio de sacarse tapujos. En esta conversación comercial y divertida, la bonita mira las estrellas pensando en volverse rica. Parece que es codiciosa bajo ese manto de timidez. Él lo percibió con su olfato al darle sus primeros billetes. Por lo tanto, una folladita desde atrás y dándole goce con dinero será algo a lo que no se  podrá negar.

Frenos, Desactivados

Como la polla de este sujeto es bella, está caliente y además ganará buena plata acepta ir a su auto. La rubia ahora va hasta por el último centavo de este chico. Ingresa en el vehículo y se quita las bragas para un recorrido ajetreado. Acomodándose sobre esta palanca, monta como si cabalgara por última vez. Así que este guarro está con sus velocidades al máximo. Le pide acomodarse mirando hacia la parte posterior y le entra sin frenos. Puesto que ya este trayecto está demasiado lleno de curvas empapadas, se separan dos segundos. La cachonda coge ese trozo y le hace mamadas para avivar su máquina de billetes. Si él decae, no tendrá que pagarle más nada. Entonces se la chupa con astucia y buenos bocados. Consigue tantas revolcadas más por ese coche, que él tendrá que empeñarlo para pagar sus deudas calientes.