El dependiente de la casa de empeño se folla a la tetona

0 views
0%

Una tetona, con necesidad de vender su anillo, mejora su oferta con una follada morbosa. La perrita cachonda,  comienza desvestirse, con cierta vergüenza ante los ojos del vendedor tan pervertido. Una vez que nuestra puta descubre sus senos ante el vendedor, comienza ha hacerle una mamada de esas que dejan los ojos en blanco a cualquier hombre.

Esta tetona es agradecida en las mamadas

Esta tetona se arrodilla con mucha delicadeza, metiéndose la polla de nuestro hombre en la boca. Mientas le come la polla, cabe destacar que esta zorra no deja de mirar morbosamente a nuestro vendedor cachondo. Tras una breve mamada, nuestro semental cachondo y deseos de meterle la polla a esta tetona, la empotra contra la mesa de forma brutal y sin ningún miramiento, ya que si nuestra zorra le pone el su coñito rico delante, ¿ Quién es el para negarse?.

Mientras la zorra, con un gesto lascivo y depravado es follada rudamente, nuestro depravado vendedor la aprieta los senos con fuerza, mientras ella agarra la mesa con fuerza.

Tras varias embestidas, nuestra tetona ya tiene el coño bien mojadito y lubricado. Con el calor y la lujuria en el ambiente, nuestra puta hace que el hombre se siente en una silla para montarle la polla de forma salvaje. Sin dudar ni un solo segundo, se la mete dentro de si misma, y comienza a mover ese culazo que dios la a dado, haciendo que nuestro hombre, disfrute de este trato sin ningún tipo de límite.

Una vez que nuestro vendedor coge aliento, tumba esta zorra calentona  sobre la mesa y vuelve a follarla bien duro como a ella le gusta. Sin ningún tipo de pudor, comienza a acariciarse su coñito húmedo y a punto de reventar, tocándose con mucha pasión y estimulando su vagina para correrse como una perra. Finalmente la zorra desfallece de placer, mientras el hombre sigue follandosela brutalmente.

From:
Date: octubre 17, 2016