Estudiante de Psicología Practica Técnicas Para Histeria Femenina

Visto 496 veces
97%
1
Parece que este es el mejor profesor de Psicología. Su mente cautiva de análisis, disfruta de conocer a las estudiantes. Y en particular hay una jovencita sexy que recién empieza sus clases. Puesto que aún la chica es una novata en la universidad, él desea ayudarle. Mientras que la preciosa expresa dudas y temores por el próximo examen, él sonríe. Dentro suyo sabe que ver a esta rica chiquita toda la temporada será un regalo. Así que platican un poco y la convence de coger clases extra para beneficiarse.

Capítulo de Histeria Femenina

Frente al blondo maestro, la muchacha se sonroja. Gustosa de que le quiera enseñar sólo a ella, su falda a cuadros se empapa. Distorsionando bajo esas rayas un agua cálida, la muchacha entra en una calentura extraña. Y es que al oír las primeras palabras del ilustrado, su clítoris vibra. Tratarán la histeria femenina a imagen y semejanza de Freud. Así que con un acercamiento, los manuales vuelan por el aire. La bonita debe guiarse por la intuición y él le mostrará cómo se llega a un diagnóstico certero. Primero, le enseña a reconocer el miembro masculino. Acerca su polla a la chica y con desparpajo acrecienta su interés. Mientras que la ansiedad oral de la muchacha crece, el tamaño de su pene también. Por lo tanto, abre la cremallera y le presta su carne para una práctica amena. Con cautela, la estudiante le practica Mamadas Alocadas. Experimenta los nervios de una mujer histérica sin folladas a cuestas. Su coño se retuerce por movimientos involuntarios. La candente alumna, espera follárselo como en el Más Brutal Vídeo XXX. No aguanta la desesperación entre sus bragas, está desquiciada.

El Inconsciente Descubierto

Puesto que el interés de la materia es indagar en el plano subconsciente, él la explora. Sobre el pupitre penetra su coño hambriento y sacude las ideas más profundas. La muchacha jadea anonadada, su mente está en blanco y sus cochinadas aparecen como deseos. Mientras que folla con el profesor abierta de carnes, él la estudia. El escritorio se presta a llevarla a otros terrenos, que explore superficies desconocidas. Así que con la chica encima, las agitaciones sacan a la luz traumas sombríos. Parece que es una adicta a los Calientes XNXX. Sus pulpas se abren sin tapujos para unas penetraciones desde atrás y sufrir cada bamboleo. Las fantasías afloran con la ardiente follada del maestro y la muchacha las relata. Abre su psiquis al avezado, confiesa esperar corridas en cada teta. Y es que sueña con ser la más puerca de la carrera.