Exploradora Pareja Se Calienta En Medio De La Naturaleza

Visto 153 veces
79%
3
Primero, el avezado explorador despierta con deseos de gozar de aire fresco. Alista su mochila, sus gafas y prendas. Mientras que el sol se asoma por el horizonte, el experto elucubra planes de paseo. Puesto que le recomendaron un parque en el que un lago es protagonista, él se tienta. Llama al servicio de guardabosques, le dicen que la cacería no está permitida. Es así que como un Aventurero Amateur, deja sus balas en la casa. Decide asolearse, mirar árboles y quizás bañarse en ese agua tan tibia. Al llegar al lago, un mapa lo confunde pero se deja llevar por los senderos más estrechos. Según este atrevido cachondo siempre conducen a los lugares más estupendos. Atraviesa un puente y su olfato se activa, hay presas cerca.

Alimañas acuáticas

Frente a sus ojos un curso de agua se presenta como un desvío del lago. Parece que hay canales y arroyos que no figuran en el mapa de la entrada. Intrigado para a un costado, los sonidos son extraños, se asemejan a las luchas de los peces por sobrevivir a un anzuelo. Respira hondo, observa a una Guarra Chupadora haciendo cochinadas con el agua mojando sus pies. El sujeto tiene una caña de pescar erguida, las venas como carnada se prenden al paladar de esa hembra. Mientras que el cazador espía estas candentes lamidas, su polla se eleva. Es como si su rifle aún lo acompañara en estas travesías, apunta a la pareja y dispara corridas. Oculto jadea suave, no tiene que alertarlos, necesita ver qué harán estos amantes en medio de ese pantano.

Presa arrastrándose

Ya sea por el cansancio de las mandíbulas o de sus rodillas, la fémina cae rendida. Gatea despacio hacia una orilla. Las Excelentes Mamadas en la polla de su amado la dejaron aturdida. Por lo cual, el cachondo aprovecha para meter su polla entre esas nalgas mojadas. La folla a cuatro patas, ella gatea plasmando rasguños entre las piedras. Debido a que el ajetreo la llena de esperma, se lava salpicándose con agua fresca. Por otro lado, el candente y viril hombre, coge la cámara que dejó a un lado. Se graban en cada recreo de su caminata. Es así que nuestro cazador espectador, con la boca abierta y los ojos desorbitados acaba sus pajas. Su corrida final se derrama en el tronco de un árbol, los apasionados amantes no lo ven pero él los sigue en cada paso. Está dispuesto a cambiar el rumbo con tal de ver otras folladas de la Madurita Sexy con su amado.

Acampando sin equipo

Debido a que los ardientes se quedan en el parque, él hace lo mismo. Nuestro cazador los observa en los columpios, paseos y escondites más exquisitos. También mira con atención cómo graban XVídeos Al Aire Libre con desparpajo. El sudor corre por sus prendas, no siente apetito ni sed, se reconforta con las folladas de los puercos exploradores. Por lo cual, goza de pajearse ante folladas en la noche, pajas y otras entradas intensas. Iluminándose con la cámara y la luz de la luna, los salvajes no cesan. Quizás el fetiche de la pareja es la naturaleza. Y la utilizan como combustible para el fuego de las revolcadas más abrasadoras. Por suerte, nuestro espía cazador no es descubierto, podemos ver hasta el último minuto de estos puercos en su especial campamento.