Folladas Deportivas Con Teen Entrenando Su Coño

Visto 616 veces
80%
3
Para empezar, esta chiquita adora verse bien. Así que asiste a cada clase en el gimnasio sin importar si está cansada. Mientras que camina en la cinta junto al entrenador, platica lentamente. Él la supervisa para que la amateur no cometa ningún daño a su salud. Sus glúteos deben ponerse firmes con la caminata empinada pero no sufrir dolores innecesarios. Así que la acompaña y estimula el esfuerzo con alentadores piropos. Además esta bella muchacha obedece a todas las indicaciones del coach. Desea tanto marcar sus músculos, que hará todo lo que el cachondo fornido le diga.

Estiramiento y Flexibilidad

Frente a finalizar con los ejercicios, él la tiene que acostumbrar a estirar los músculos. De esa manera oxigenar las fibras para que todo surta el efecto deseado. También esto relajará a la muchacha para futuros calentamientos y prácticas. Mientras que dobla las piernas de la jovencita y aplaca sus contracturas, él se enciende. Tiene el poste duro con cada roce que propicia sobre ese cuerpito. Por lo tanto, le ofrece una ducha caliente a la bonita. Sólo que para hacer esto diferente, la canilla será su glande. Es así que saca su polla para recibir Mamadas de Sedienta. La muchacha con la sed del entrenamiento la succiona impaciente y al mismo tiempo baña sus partes. Con estos jabonosos tratos sobre su dermis, el coño gotea buscando ser estirado. Es posible que se esté poniendo tiesa por el calor que han levantado.

Ejercicio Extra

Debido a que esa concha suplica una serie de peso, él la pone a cuatro patas. Con su polla cargada de gramos, le dará duras entradas. Por lo cual, todo el contorno trabajará para ponerse rígido y el coño quedará como nuevo. Follándose a la chica desde atrás, deja claras sus habilidades deportivas. Como en un Apasionante X de Cumlouder se menea dentro de las profundidades. Parece que con cada roce deja esta concha más firme y fogueado busca nuevas posturas para entrenarla. Levanta la pierna de la dúctil y festeja una entrada profunda, jadeando por los calores estimula el ejercicio. Además le permite a la preciosa hacer chupadas para saciar su sed. Intercaladas entre folladas deportivas, él la deja succionar hasta que su lengua se sienta lubricada. También le dará su batido especial de proteínas para que las energías no le decaigan. El entrenador es un meticuloso profesional al momento de que sus chicas obtengan coños firmes.