Franceses Destrozan Mujer Como A Una Nuez Y La Saborean

Visto 105 veces
100%
0
Para comenzar, debemos ubicarte en dónde estás. Y es que hoy tienes la suerte de ver un Explorador Amateur X Salvaje. El candente sujeto se traslada a las afueras, al bosque más alejado. Lo invitó un amigo que conoció en portales web, está inspirado. Escuchó que este hombre tiene cultivos alucinantes, frutos sabrosos y una esposa muy especial. Mientras que se saludan amablemente, él le ofrece pasar al lugar. La casa luce tradicional, nada fuera de lo corriente ni por qué preocuparse. Sin embargo, luego de saborear unas nueces, el invitado pone una cara que despierta las alertas del anfitrión, está intrigado por sonidos que provienen del sótano.

Lavandería constante

Puesto que los sonidos de agua son impresionantes, él les explica. Es su esposa la que usa la máquina todo el día, tiene un fetiche, sentada en el aparato moja su coño. Por lo tanto, los candentes descienden para conocerla, quieren ver quién es esta especial cachonda. Halagan su apariencia, le dan unos besos, piropos y la convencen de que hay algo mejor en la mesa. Parece que el invitado se refiere a las nueces pero el cochino dueño y esposo tiene otros planes en mente. Al llegar a la sala la invitan a coger asiento, piropean sus piernas, su cara de Guarra Putita y le prometen mayores vibraciones que las del objeto. Es así que captan la atención de la fémina, ella quiere sentir placer todo el tiempo. Caricias desnudan sus piernas, los hombres la rodean para un lindo cortejo.

Rompiendo la cáscara

Excitados por la soltura de la dama los hombres la sumergen lentamente en un Trío Caliente. Quieren mojarla lo suficiente como para bestiales jugueteos. Es así que desnudan la piel de la mujer, con dedos abren carnes y salivan agujeros. Mientras que la candente entusiasmada recibe las caricias, las prendas de los masculinos caen al suelo. Están desnudos, las pollas duras y solo ella en el medio. Además, las manos de esta ama de casa acostumbran a recoger lo que ve. Por lo tanto, con los falos en sus manos acepta el desafío, no abandona ninguna polla los mantiene unidos. Uno a cada lado y la preciosa en medio se disponen a un libidinoso momento en un bosque al que nadie más llega. Por lo cual, pueden darse el gusto de follar con la puerta abierta o emitir sonidos que produzcan eco.

Saboreando el fruto

Frente a la mujer mojada por completo, ellos hacen lo mismo que el cascanueces. Aprietan contra ella sus pollas, cual pinzas quiebran la resistencia de la cachonda. Es así que ella los recibe a gusto, es una Petarda Fabulosa y no tiene tapujos. Con orgullo chupetea cada glande, pajea y los pone firmes para un ajetreo salvaje. Mientras que la mesa sostiene lo que puede, ellos idean cómo abrir este fruto al mismo tiempo. Cabalgan a la dama, la degustan lentamente y le proponen un nuevo intento. En el suelo, para que uno ingrese en un Anal Feroz y el otro por el coño acompañe el ajetreo. Así que consiguen destrozar ese cascarón fuerte, disfrutan las carnosas mucosas y bamboleándose consiguen el goce extremo.