Grupo De Colegialas Japonesas Sobre Una Polla Traviesa

Visto 80 veces
75%
1
Para empezar, ya sabes que la escuela puede ser un lugar fatal. Las horas allí dentro nunca pasan rápido, y es por eso, que estas Japonesas Teens tienen ideas para divertirse. Puesto que las chiquitas son atrevidas, no poseen pudor para pedir que les acompañen. Los profesores faltan a clase y ellas tienen esas horas libres entre los pupitres. Así que dispuestas a aprovechar cada segundo, incentivan a sus compañeros a sacudirles los coños. Elevan sus faldas de uniforme, los foguean y caldean el asunto. Como si se tratara de otra materia a estudiar, ellas sonríen ante cada iniciativa.

Astuta de la última fila

Frente a sus agotadas compañeras, la chica desnuda su coño peludo. Parece que el Sexo en Público es el deleite de la aprendiz. Refriega el glande en su vientre, lo pajea y endurece. Una vez que siente el poder de esa polla, la mete. Sus piernas se abren disponibles para todo ajetreo, está sobre el pupitre sin nada más que hacer. Contenta con el amistoso que se sienta a su lado, espera mover los bancos hasta que todos se sumen a la propuesta. La cachonda chorrea sobre sus cuadernos, él la penetra encantado. Sacude a la chica hasta oír los primeros halagos, está entusiasmado. Mientras que ellos follan, el resto observa, con calma y sentados. Debido a que esas Jovencitas Colegialas no acostumbran a invitase solitas, aguardan hasta que ellos trinan. Al percibir las llamaradas, se miran con complicidad, están listas para participar.

Curiosidad grupal

Ya sea por curiosas o por no quedarse atrás, las cachondas se reúnen para mirar. Están empapadas, es más intenso que cuando ven Calientes Folladas Por XHamster. Por lo tanto, con delicadeza rozan algunas partes. Observan de cerca el meneo del sujeto, cada ingreso en ese coño peludo les parece increíble. Acompañan cada bamboleo, sus sonrisas lucen radiantes ante una cochinada semejante. Y es que estas adorables nenas están ansiosas por ver en qué pueden ayudarles. Pajean un poco el cuero, sienten la polla dentro y la embadurnan con sus jugos. Mientras que las entretenidas estudiantes pasan el tiempo, el cachondo se prende fuego bajo cada falda. Los aullidos de las muchachas viajan por los pasillos, los pupitres se corren de sitio y todos gozan.