Hija del Patrón Cabalgada Por Jornalero- La Monta en Todos Los Agujeros

Visto 274 veces
91%
2
El Cumlouder viene con aroma campestre. Largas jornadas de trabajo bajo el sol, cosechas y tierra fértil. Es así que pasan las horas para esta granja. Además el aire puro les hace tener una mente más liberada para desplazarse. Por lo cual, cada acción aquí tiene grandes notas de naturalidad y animalada.

El Obrero Rebelde

Cansado y bajo un techo precario yace este sujeto. Está cogiendo un descanso para el que no está autorizado. Por lo tanto, cuando la rica jovencita hija del patrón lo ve, se enfada. Sensual y con ropa que evoca al lejano oeste se acerca a este atrevido empleado. Parece que dejó de atender a los animales para refrescarse. La amateur lo llena de preguntas y en la ira que tiene apenas percibe la contextura de este masculino. Está musculoso por sus tareas cotidianas y su glande se puede ver saliendo de su ropa. También este cachondo sufre el calor y cuando estas piernas se pavonean a su alrededor enloquece. La enreda en besos para que no lo delate ante el jefe. Y la nena que está aburrida de la soledad del campo, cae en sus fuertes brazos.

Sacando Agua del Aljibe

Frente a esta delicia prohibida, él tiene más sed que antes. Jugando todas sus carta se arriesga a seducirla. Con rapidez rompe los botones de su camisa y le chupa las tetas. Así que la cachonda chica se desparrama ante este asalariado. Esos labios curtidos bajo el sol le dan tanto goce que aunque su padre la regañe está entera a su merced. Además él sigue bajando y le desprende los pantalones con una agilidad propia de un obrero manual. Mientras que ella se recuesta este lujurioso granjero le abre el coño para succionar. Como sacando agua del aljibe más exquisito, le lame la concha encantado. Entierra sus dedos agrietados en este orificio y la muchacha se pone tan caliente como un animal en celo.

Primer Ordeñe de la Mañana

Ya excitada y con ganas de llenarse de tierra junto a este puerco ella se arrodilla. Tiene la misma calentura que él y quiere chuparlo completo. Por consiguiente, con mamadas novatas le saca leche sin pausas. Esta bonita chica tiene su dermis bastante suave y no suele trabajar como él. Sin embargo, su energía es elevada y con esas ganas le da unas buenas succiones. Sube y baja en este cuero como si fuera la ubre de una vaca. Con sus manos se ayuda para maniobrar los huevos y extraer el mejor lácteo. La petarda tiene delante una polla única. Está bien gorda y larga, supera a la de cualquier toro de esta finca.

Yegua Con Montura y Rebencazos

Parece que este semental no aguanta más sin hacer lo suyo. Es así que cuando la penetra desde adelante ella se sorprende por el grosor. Sin dar tregua y siendo un domador de caballos de larga experiencia no la deja relinchar. Le entra de lleno y se mueve con rapidez hasta dejarla dócil para una buena montada. Mientras que la cachonda gime y su pierna se eleva, él roza el fondo de esta concha con su enorme cabeza. La está dejando rellena de leche y con naturalidad goza esta fricción. También la chica se complace ya que no suele tener diversiones de esta índole por esos lares. Cada ingreso le resuena en todo el cuerpo y él para maniobrar bien a esta yegua le da unos manotazos. Luego de unos buenos trotes ella siente su culo pedir una jineteada.

Rotura de Culo Mirando el Chiquero

Como una cerda ya metió dedos en ese ojete. Sin embargo, sigue con calentura allí. Y nadie mejor que este avezado que trabaja con animales para encargarse de esta puerca. Con delicadeza dilata el agujero usando la punta de su glande. La muchacha tiene este orificio nuevo y nunca pensó que se le podía enardecer tanto. Por lo cual, él la prepara para una primera follada anal con meticulosidad. Le ingresa lentamente abriendo ese túnel de placer y la va adiestrando a otros goces. Mientras que esta zanja es cavada por el jornalero, ella se retuerce complacida. En cada cambio de posición con esa polla en su culito ella se apasiona más. Puesto que ya le dio revolcadas por todo rincón, la hidrata con leche fresca. Y saciada su sed, la vuelve a montar bajo esta sombra. Probablemente, esta linda nena no tenga problemas en coger descansos junto a su granjero favorito.