Hombre Recoge Dos Féminas Desamparadas

0 views
0%

Para empezar, la corriente del río acompaña la velocidad de las venas de estas pollas. Ellos son dos cochinos que se alimentan con todo lo que ven, viven calientes. Mientras que planean una salida al mejor estilo Fuerte Cacería Cumlouder, una oportunidad se les presenta. Tienen suerte, son dos afortunados cazadores a los que la presa se les rinde delante. Y es que las chicas están solas en el parque, mirando el agua viajar y mojándose. Tal como estos libidinosos ellas se entusiasman con el paisaje, suspiran y les sonríen. Es como si los invitaran a atacar esos coños fríos, están sufriendo un invierno entre sus piernas entumecidas.

Humedad y frescura

Debido a que platican y empiezan a sentir un poco de calor, se relajan. Los hombres son amables, las tratan con caballerosidad. Por otro lado, tienen ganas de caminar un poco, el día está nublado y esos coños suplican algo de calor del sol. Divirtiéndose con osadas propuestas del más puerco, las Amateurs Zorritas taconean en baldosas de piedra. Enseñan sus pieles, carnes voluminosas y frescas se despliegan ante miradas famélicas. Ya sea por curiosos o por suerte, transitan debajo de un puente. Escondidos encienden sus fantasías, las chicas los escuchan y se comportan atrevidas. Besándose, acariciándose y denotando un ardor salvaje seducen a esos glandes. Ten en cuenta, tienen frío y para calmarlo harán todo lo posible, las falanges son troncos de una fogata increíble.

Calentando a las desamparadas

Frente al cachondo confiesan estar lejos de casa. Es así que con cara de puerco disimulando sus deseos verdaderos, las invita a su apartamento. Al llegar el calor del ambiente los quema, se desnudan y caen rendidos en una cama bella. Las sábanas blancas, suaves y limpias complacen a las chicas. Puesto que ese trozo duro luce muy cálido, con brutalidad le hacen Mamadas Profundas y atemperan sus labios. Las lenguas ya están en llamas, no rechinan más sus dientes, se sienten cobijadas. Mientras que él penetra esas bocas deliciosas, su glande se aprovisiona, está relleno de esperma. Y es que algo les debe dar de comer, lucen hambrientas. Chupeteando y sin descansar, las hermosas desconocidas festejan el encuentro con movimientos lujuriosos. Rozan los huevos, se montan como unas niñas juguetonas e inician un Trío Fogoso. Parece que comparten todo, incluso las pollas.

Sin celos

Para que las hermosas no se celen entre sí, él las posiciona bien. En cada momento de la follada encuentra creativas poses para complacerlas. Mientras que una chupetea, la otra penetrada brinca como una puerca. Parece que las dos están a gusto con el semental, relamen sus comisuras y suplican más. Es así que debe darles el pedazo hasta el fondo, luego de destrozar esos coños solo le queda un objetivo, el culo y remover entrañas frías. Por lo tanto, patina entre esas nalgas, distrayendo a las cachondas se ensarta en un intento. Así que con Anales Salvajes acaba su tarea, las calienta por todos los agujeros.  Ojetes cosquillean, ellas jadean y él las halaga con corridas espesas.

Las nenas ahora están bien comidas, calentitas y complacidas. Ten en cuenta esto cuando veas dos chicas en la calle, pueden necesitarte en invierno o verano, el clima es hostil con los coños insaciables.

 

From:
Date: mayo 24, 2020