Investigación Policial: Cámaras Detectando Violaciones Sofisticadas En Bus Público

Visto 126 veces
77%
5
Primero, los autobuses orientales no son como cualquier otro. En ellos millones de personas pasan cada día camino a sus hogares u oficinas. Sin embargo, el porcentaje de hombres es tan elevado que las chicas temen ingresar en los transportes. Y lo que ocurre es que son demasiado codiciada por esos cachondos que quieren sacarse tensiones antes de llegar a sus viviendas. Las muchachas son delicadas, como todas las Sensuales Japonesas. Usan faldas cortas, tacones, cabellos sedosos largos que adornan sus siluetas. Es así que el peligro acecha a estas féminas, cientos de hombres en cada bus las puede hacer sufrir una intensa vivencia.

Objeto de investigación

Frente a las quejas y denuncias, el departamento de estado inició una causa. Los oficiales a cargo de demostrar las Violaciones En Autobuses, instalan cámaras sin cesar. Y es que necesitan demostrar estos actos para sancionar una ley especial. Mientras que observan los viajes de pasajeros a todo horario, las chicas pelean por no sentir manos en sus traseros. Se registran ataques en aumento, la salida de las oficinas es el momento de mayor riesgo. Por lo cual, atentos examinan los XVídeos Feroces, introducen sonido y otros elementos. Convencidos de que solucionarán estos delitos, ponen el mayor empeño en ello.

Denuncia abierta

Ya sea por instinto o por casualidad, un agente se concentra en una mujer. Ella es hermosa, tiene un vestido corto y tacones delicados. Por lo tanto, para el uniformado será víctima de un ataque sexual apresurado. Con atención a la dama sigue las imágenes, tal como imagina enseguida la rodean. Posan manos en su escueto culito, en complicidad acorralan a la muchacha. Mientras que uno busca en sus bolsillos unos dispositivos para excitar, otros se aseguran de que la chica no escape. El astuto delincuente sumerge en las bragas de la víctima un vibrador potente. Lo domina desde un costado, los agresores ríen viendo como ella se retuerce. Y es que necesitan quitarle energías, hacerla más dócil para otras puercas actividades. La Jovencita Curvándose abre las piernas, no soporta tanto estímulo. Además, los salvajes están endurecidos, aumentan la velocidad del artefacto. Cae rendida a sus pies entregándose a los peores sucesos.

Procedimiento en marcha

La muchacha se rinde ante los hombres. Es así que aprovechan para obligarla a ejecutar Mamadas Grupales, son salvajes. Sumergen en la boca cuanta polla pueden, salivan los cueros para destrozarle el coño con facilidad. Mientras que la sometida chupetea, los trozos endurecen y el bus no se detiene. Los otros pasajeros como testigos ciegos no dicen palabra. Observan a la chica succionando entre lágrimas, las pollas no la abandonan ni un instante. Con agrado el violador dueño de los vibradores, retira sus elementos de ataque. Atónito el agente investigador se alista para ver una follada forzada en imágenes. El cachondo penetra a la pasajera, sin pudor la folla en medio de los asientos y ante las ventanas. Por otro lado, otra chica sube al bus y las alertas aumentan. Ahora tendrán que pensar en cómo salvar a esta fémina, es la próxima.