Italiana y Cosechador Hacen Temblar Viñedo

Visto 165 veces
87%
2
Primero, hay que tener cuidado en el bosque. Parece que esta mujer ha caminado demasiado por el campo y se ha perdido. Ella ama la naturaleza por lo que no se siente temerosa, se apoya en un árbol y descansa. Con ganas de pasar una tarde cálida, bañada por el sol y respirando aire puro la curvilínea dama se relaja. Ha sido encontrada por un recolector que cosechaba frutas de la plantación. Él ha grabado este amateur filme con su móvil. Puesto que está sorprendido por su hallazgo quiere sacar provecho al máximo.

Aroma a la bella Italia

Frente a este campo de uvas en medio de una hectárea sin rastros humanos la chica ha perdido sus bragas. Al caminar tanto excitada por el paisaje la jovencita se las ha quitado y las arrojó en el recorrido. Relajada sobre un árbol que la inunda de olor a flores, ella abre su vestido y levanta sus piernas dejando ver sus partes íntimas. El cosechador está perplejo ante la mujer de turgentes nalgas y fino porte. La explora con sus manos curtidas y agrietadas abriéndola de par en par. Ella está feliz por encontrar a un masculino que disfruta trabajar al aire libre.

Conversación Natural hace caer las Uvas

Debido a que la guarra está preciosa, él le propone disfrutar de su compañía. Ella se brinda ante él, se arrodilla y le da una sutil mamada para entrar en confianza. Además la rubia tiene pasión por los hombres rústicos, de campo y con fuertes brazos. Se pone de espaldas y empiezan a follar mirando al sol. El ajetreo hace que las uvas del viñedo tiemblen con estos dos. Con su Cam4 el campesino graba cada entrada a esta cachonda, sus nalgas rebotan sobre la cámara. Ha aparecido un animal salvaje, y esto los inspira aún más.