Latina Accidentada Es Rescatada Por Macho Que Le Enseña A Montar

Visto 500 veces
100%
0
Puesto que el sol se asoma por el horizonte, las chicas salen a divertirse. Dos blondas tetonas y una morocha despampanante mantienen sus siluetas andando en bicicleta. Y las mañanas son ideales en el bosque, llevan sus vehículos para disfrutar la brisa fresca. Mientras que el paseo las llena de sensaciones, las preciosas contentas miran todo a su alrededor. Los pájaros cantan, los árboles se menean acompañando el viento y el olor a tierra húmeda las reconforta. Parece que las Amateurs Preciosas ejercitándose son una inspiración natural. Puedes inhalar profundo, sentirás el perfume de las flores del lugar. Ellas te llevarán al ambiente, el aire libre se apoderará de ti y encenderá tus sentidos al máximo.

Mariposa Monarca

Frente a un cielo despejado de nubes, el sol calentando el camino y las Jovencitas Sensuales montando las bicicletas, todo parece sensacional. Sin embargo, una ve una mariposa enorme, la señala y ríe. Es así que la morocha distraída activa sus frenos derivando en una brutal caída. Su pierna sangra, no puede moverse y su bicicleta está arruinada. Mientras que las chicas intentan asistirla, un automóvil para al costado. Parece que él es un adinerado agricultor, miles de acres de viñedo restan para llegar a su mansión. Por lo tanto, coge a la chica en sus brazos, la sienta en el auto y enciende el motor. La llevará a su hogar para curar el malestar y darle confort. El apuesto pudiente recibe con caricias a su invitada. Debido a que sus sillones exteriores son perfectos para contener a la muchacha, juega con ella allí fuera.

Las Heridas

Ya sea por creativo o por cachondo, acaricia los sitios donde la chica está dolorida. Cada roce la hace gemir como una gatita herida. Además, las enormes pechugas de la dulce chiquita lo invitan a quitarle la remera. Ve esas tetas gigantes, tiernas y se exaspera. Mete la mano en los pantalones cortos de la Guarra Teen y enseguida encuentra el coño mojado. Parece que la preciosa está en llamas, chorrea por la zanja. Así que mimando a la pequeña su polla endurece a un ritmo ágil. Su hombría aflora para desnudar a esa bonita con total ferocidad. La dermis de la morocha contra su torso lo estimula a explorar cada curva de la atlética muchacha. Puesto que los pezones endurecidos clavan su carne contra el masculino, la cachonda suspira enamorada.

Aprender del Sexy Macho

La hermosa nena está hipnotizada por las cálidas maniobras del sujeto. Es así que saliva sus labios para hacerle unas chupadas alucinantes. Como si suplicara aprender a poner crema entre sus mejillas, posa sus rodillas en el piso y succiona. La Estupenda Petarda foguea el trozo y al mismo tiempo sana sus lastimaduras. Parece que con las calenturas por esa polla gruesa sus dolores quedan en el pasado. Además, él le promete enseñarle a montar para no volver a golpearse. Posiciona a la cachonda en cuatro patas y maniobra esas caderas aceitadas. Debido a que el bamboleo le da lecciones sobre andanzas a marcha atrás, ella pide por favor montar. Así que la aúpa en su trozo cual volante de bicicleta, ella sonríe contenta. Aumenta la velocidad, hace piruetas peligrosas y ejercita sus carnosas nalgas.