Le Embarga La Concha a Sexy Agente Inmobiliaria

Visto 482 veces
83%
1
Es posible que esta mujer sea la agente inmobiliaria más contratada de la región. Puesto que su apariencia es deliciosa, todos los masculinos la escogen. Van a solicitar propiedades sólo para ver a esta ardiente rubia en persona. Sin embargo, la trabajadora mantiene su trato profesional y no ha tenido relaciones con clientes. Por lo tanto, este Vídeo X de Cam4 es extraordinario.

El Mercado Inmobiliario

Frente a un cliente que quiere ver el más caro apartamento, ella se empapa. Pensar en ganar mucho dinero la excita y se retuerce. Así que accede a una cita con el hombre pero tiene un inconveniente. Su coche está en el mecánico por una avería. Por lo cual, necesitará que él la recoja en el centro y lo acompañará a ver la propiedad. Parece que este interesado comprador, se deslumbra con la belleza de la vendedora. Mientras que conduce hacia la propiedad, le ofrece dinero por sexo y su polla se endurece. La blonda se incomoda pero luego se ríe por las propuestas del osado amateur. Con un deseo desmedido por hacerse de dólares, la caliente guarra acepta este negocio. Ni piensa en su novio, esto es un trato comercial según ella. Además el rubro está en caída por estos meses y ganar extra le ayudará a pagar sus cuentas.

Embargada De Coño

Debido a que el acuerdo está firmado con palabras, él cambia el destino. Ahora busca una calle desolada para follarse a esta sexy agente inmobiliaria. Encuentra un baldío y aparca. La fémina se sienta sobre el capó del auto y su concha se agranda. Es momento para propiciarle unas fuertes cabalgatas, y él lo hace. Folla con la preciosa babeándose por su astucia. La está grabando con cámaras en sus gafas, y sabe que esto le causaría un despido. Si este libidinoso hace llegar esto al jefe de la cachonda, sería su ruina. Y como pertenece a una agencia de la competencia, le ejerce otra medida. Ahora esta linda muchacha estará a su servicio para follar cuando él solicite. Su concha está embargada por este Vídeo XXX Prohibido. La tiene en sus manos y hasta que no se aburra de ese sabroso coño, no la dejará descansar.