Maduro Interceptado En Baño Por Teen Tetona Latina

0 views
0%

Parece que este madurito tiene más suerte que nadie. Llena su bañera y se asea con cuidado ante el espejo. Con la navaja corta su barba y se cepilla los dientes. Es posible que sólo por provocar o por molesta, su hijastra jovencita aparece tras la puerta. La muchacha es exuberante, con tetas enormes y cintura delgada. Su cuerpo como reloj de arena presenta al hombre un reto al tiempo que quiere desafiar desde hace rato. Así que sorprendido disimula su calentura mientras ella con lencería colorada se acaricia. Sabe que este cachondo la ve porque su figura en el espejo es atormentadora.

Por Favor Papito

Debido a que la ardiente guarra pide bañarse primero, él le cede su tina llena. Conservando la calma intenta acabar con su afeitado. Por otro lado,  la tetona sumerge los piecitos y desnuda lo incita. Está caliente como una zorra bajo la luna llena. Y como le tiene ganas a este prohibido maduro, lo intercepta antes de que se retire. Puesto que vio que a él la espuma lo reconforta, le promete Mamadas Cremosas para su enardecido falo. Con astucia besuquea al cachondo y enciende la antorcha de la casa. Sube y baja por el curtido deleitándose con cada grieta que esboza experiencia. Las grandes pechugas se calientan y ella lentamente lo invita a sumergirse a su lado. Su coño es regordete y precisa de un adulto con experiencia. Es así que susurrando al oído del cachondo endulza la atrevida conquista.

Baño Burbujeante

La Caliente Petarda no para de buscar burbujas del trozo. Con chupadas imparables inquieta las aguas y él encuentra confort en apretujar sus enormes pechugas. Parece que la estupenda chica tiene un gran poder de convencimiento, consigue asearse como desea. Cada pezón queda bañado en tibio líquido y él tiene los cojones dilatados. Mientras que lo besuquea, choca sus pulpas contra su avezado cuerpo calentando cada gota que chorrea entre ellos. La salvaje nena es sin dudas una pequeña latina que no puede renegar de su sangre. Lleva dentro calentura para cualquier osada travesía.

Rompiendo el Reflejo

Ya sea por cochino o por anhelar otros tiempos, la coloca frente al espejo. Con esa frescura juvenil sobre su polla, él siente que años se esfuman. Cada penetración a la rozagante muchacha le produce un brillo en la piel que es inexplicable. Ella, fogueada agradece las arrugas de ese glande, la hacen sentir texturas inolvidables. Es así que el amateur maduro fornica con pasión a la muchacha. Potente como un toro genera que caiga al suelo y ella misma se monte para seguir gozando. Toallas húmedas sostienen el ajetreo y la excitada tetona revuelca sus ubres por el rostro del padrastro. Está mojando todo y para que él no se impaciente, limpia el falo con su propia lengua. Obediente deja la polla brillando y bien saciada.

From:
Date: mayo 5, 2019