Mamá se Alegra con el Vecino y Queda Sonriente para Buscar los Niños en la Escuela

Visto 1052 veces
93%
1
Estás en un Cumlouder de los suburbios de clase acomodada. Esta preciosa fémina es una esposa dedicada al hogar el cien por ciento de su tiempo. Ya que no trabaja, se ocupa de las tareas hogareñas y de la crianza de los niños. Sin embargo, ahora que ellos están en etapa escolar se siente aburrida en la casa. Juega con los lápices de los pequeños y hace artesanías. Pero nada la complace, ya está demasiado harta de la rutina en la que vive. Por lo cual hoy invitó a su vecino que estudia cine, para que la grabe. Este es un cachondo universitario que sostiene la cámara como el mejor amateur. Logra motivar a la blonda para que le platique todas sus necesidades.

Película de Mamá

Con ganas de entrar en confianza con la rubia y dulce madre, le hace preguntas. Charla sobre los dibujos y objetos de oficina que usa para entretenerse. Mientras que se interesa en la habitual jornada de esta hermosa mujer, ella suelta sus secretos. Parece que su esposo llega demasiado cansado a la casa. Trabaja todo el día y ha olvidado como dejarla saciada para disfrutar del hogar. Por lo tanto, este muchacho escucha con atención y le pide ver como son los senos maternales. Debido a que sabe que la dama tiene tres hijos desea mirar si le quedaron mejor o peor. Ya este libidinoso creador de Porno Gratis se está aprovechando de la franqueza de esta señora. Por suerte, las pechugas las tiene fantásticas y son dignas de grabar en primer plano.

Sólo Para Guardar

Parece que a la señora le preocupa que difunda el filme. Está desnuda enseñando su maternal cuerpo y se apasiona. Sobre el sillón familiar se hamaca provocando al joven. Con soltura esta hogareña blonda incita a que el chico tenga una erección. Acostumbrada a lidiar con urgencias y no perder tiempo, esta mamá resuelve enseguida. Se inclina y le da mamadas para dejarlo más tieso aún. El límite de lo prohibido ya se pasó, así que para qué preocuparse si ya está en el juego. Como cuando los niños pelean, lo resuelve follándoselo aunque la cámara siga encendida. Es posible que confíe que este muchacho sólo guardará el Vídeo XXX. Así que se arriesga con tal de pasar un buen momento. A cuatro patas le deja en claro lo que es una concha hambrienta. Tal como con sus niños en la cena, ella no se retira hasta terminar el último bocado. Queda enrojecida toda su blanca piel del ajetreo.