Mamá Juega a Ser Bebota Con el Jardinero Latino

Visto 1036 veces
100%
0
Esta chica hace poco parió un niño. Por lo tanto, tienes las tetas bien cargadas y las hormonas la hacen buscar ajetreo en todos lados. Mientras que la amateur convoca a su jardinero latino para que vea el calor que sale de su organismo, su esposo trabaja en la ciudad. Parece que a la maternal blonda le surgen fantasías con este cachondo podador de césped. Cuando él camina por su jardín y la máquina cortadora vibra, puede sentir sus huevos agitándose. Es así que la guarra lo invita a un recreo en el sillón de la galería. El joven está sorprendido pero es de sangre caliente así que enseguida capta la idea de esta libidinosa.

Jugando a los bebotes

Frente a esas pechugas gigantes este sudamericano abre su boca. Le propone usar esa cualidad para deleitarse. Así que chupando los pezones de la rubia este pervertido degusta unas gotas de leche materna. Mientras que ella se calienta con las lamidas, le enseña una lencería erótica estupenda. La mujer quiere jugar a ser bebés y cambia el rol para succionar leche del biberón masculino. Arrodillada hace mamadas potentes que le llenan la garganta de semen. Con sus tetas pendiendo ante este podador, ella se regocija. Saca tanta crema que está teniendo antojos de nuevo. Además él no descuida el jardín de esta dama ni un instante. Con sus dedos baja para abrir el riego de esa concha y empaparla entera.

A Cambiar los Pañales

Para seguir jugando esta fantasía, ella se hace la nena cochina. Quiere que él le pase fécula por sus grietas y le quite lo sucio. Por lo cual el latino mete mano en esas zanjas y alista su glande. Como si fuera a cambiarle los pañales le manosea toda la zona. Por otro lado, la bebota se porta mal en esta circunstancia. De modo que tiene que castigar sus acciones con penetraciones feroces. Al ingresar en esa concha que alojó a un crío, este hombre siente el paraíso. Es cálida y muy húmeda. Además puede revolotear por todos los rincones sin chocar nada rígido. Entretenido en la follada del Youporn le pone la mano en la boca como si fuera un chupete. La preciosa le mordisquea los dedos y se calientan más. Por lo tanto, deja que se ponga encima y haga como los niños, que brinque sin parar. Finalmente, una paja con esas tetas para atemperar el biberón no viene mal. Esta mamadera tiene que estar a buena graduación para la niña tetona.