En Medio de la Calle, Zorra Se Desparrama Para Follar

Visto 789 veces
75%
1
En un barrio alejado, pobre y de donde no esperas nada, aparece esta puta. Caminando por las calles entre hierbas crecidas se pasea con su corto vestido. Aunque por momentos parece elegante, es una zorrita con ganas de follar. Por lo tanto, en un Cumlouder con olor a suburbios disfrutarás de una experiencia excitante. La morocha se pasea a la espera de un amateur que le haga honor a su calentura. Sus tacones suenan en el piso de cemento y los muros pintados le contornean la figura.

Una Polla Barrial

El primero en llegar a la guarra es un conocido del vecindario. Vaga por allí con su polla siempre lista para ser embocada en algún sitio. Así que al ver a esta putita ofertarse, se detiene a ver la mercancía. La cachonda se retira prendas para enseñar bien sus pulpas y motivarlo. Por lo tanto, está el aire cortándose con calientes miradas. Un poco más de calor y desnudos en la calle empezarán un abrasador paseo. Mientras que este tatuado deja su falo al viento, la ramera le hace mamadas espléndidas. Sus rodillas se cortan sobre el asfalto y ella se empapa del gusto. Tal vez su idea es conducir este glande a un 69 que la haga mojarse en medio de la vía pública. Espera sacar tanto jugo como para inundar el barrio.

Derritiéndose bajo el sol

Como dos bestias desenfrenadas se lanzan al suelo. Y es que estos dos candentes cuerpos quieren follarse con salvajismo. Mientras que la libidinosa petarda deja de chupar, él arroja las remeras y prendas al piso. De esa manera se acomoda la puta a cuatro patas y sus rodillas se tatúan con los ajetreos. Puesto que ese coño delicioso está más abierto que cualquiera, la voltea y disfruta de sus destrezas. La zorra monta como si corriera en un hipódromo. Tiene tanta fuerza para agitar la polla que los huevos se desparraman con los rebotes. Sus maniobras continúan levantando un fuego en medio de los pastizales. Esta dupla es urbana pero bastante parecida a los animales campestres.