Mi abuelo me ganó al strip poker y pagué con la boca

Visto 607 veces
90%
2
El abuelito está feliz de recibir de visita a su nieta mayor que hace tantos años que no ve. La jovencita creció mucho desde aquella última vez que la vio, y como el día se presentó tan feo y lluvioso el hombre maduro decidió enseñarle a jugar al poker para pasar el rato. La guarra rubia y muy atrevida le contó que en su facultad juegan pero que el castigo es desnudarse, que ella quería jugar de la misma manera. El viejo se sintió más que feliz de ver que su nieta es tremenda puta, y como hace tanto que no la ve casi que ni familia la siente. Cuando los primeros naipes le demostraron a la muchacha que la suerte no estaba de su lado se quitó la playera ante la mirada impávida de su abuelo. Él, por su parte, sintió como cuando era un chico que miraba revistas pornográficas que la polla se le endurecía y mucho.

Abuelo enséñame a ser la mejor en el strip poker

La muchacha no estaba tan interesada en aprender a jugar a las cartas como en ponerse a prueba y ver si tenía lo necesario para follarse a su abuelo y ser candidata a pornstar amateur. Con las tetas al aire parecía las putas que se ven en Cumlouder y XNXX que por dinero se follan a los hombres viejos casi desdentados siempre y cuando haya dinero o una buena polla que chupar. El abuelo hizo magia con los naipes para perder un poco y verse obligado a complacer a su nieta que no dudó en abrirse de piernas para que el anciano le coma bien el coño. El viejo tenía desesperación por probar una buena vagina jugosa y viciosa. Mi abuelo me ganó al me ganó al strip poker y pagué con la boca la mala suerte en los naipes.