Muchacho Sospecha de su Novia, Coloca Cámara y se Lleva una Sorpresa Lesbiana

Visto 518 veces
82%
3
Cuando dos jovencitas están calientes nunca sabes qué puede suceder. Pero la suerte que tienes hoy es que el novio de una de ellas dejó una cámara PornHub oculta. Probablemente porque este sujeto desconfía de la amistad de estas dos. Siempre las ve acariciándose o piropeándose. De modo que esto le llama la atención y para tu fortuna no está confundido. Hoy sabe que ellas dos se reunirán a mirar películas, una supuesta noche de chicas. Su novia dijo que simplemente se pintarán las uñas y reirán con comedias románticas.

Noche de Chicas

Es cierto que están frente a la televisión. Sin embargo, al estar acostadas, los roces se elevan de calor. La comedia está aburrida y la novia de este chico se comporta fatal. Es ella quien incita a su amiga a follar, con lamidas y besos intensos. Puesto que la otra muchacha tiene las tetas operadas, a ella le gusta succionar sus pezones. Los tiene puntiagudos y la hacen empaparse. Así que con chupadas que se deslizan hacia el torso esta traidora sigue enardeciendo a la invitada. Disfrutando de chupadas de coño la amateur agradece y aprieta las almohadas. Esta nena le deja sus labios estampados en todo el cuerpo. Cuando el joven vea las hazañas de su novia se llevará una gran sorpresa.

¿Cómo Reaccionará?

Es posible que este engaño le produzca demasiadas sensaciones. El XVídeo contiene escenas excitantes. Sin embargo, descubrir esta traición no le será del todo grato. Puede que se caliente con este Vídeo XXX o que las invite a hacer una follada grupal. También puede que se quiera asegurar de que a esta nena su polla le gusta. Lo cierto es que ellas son estupendas en cuanto a calentura. Se hacen de todo. Se masturban, se lamen por delante y por detrás. No les queda ni el ojete sin chuparse. Y cuando se colocan en tijera abiertas de pierna y coño con coño causan escozor. Es la mejor postura que realizan luego de meterse dedos desenfrenados. La que está encima es la novia de este muchacho y cabalga como una experta. Además la otra tiene tanta flexibilidad que le permite llegarle al fondo de la concha. Los clítoris se encienden en un fuego que difícilmente se apagará.